6 de junio de 2013 / 2:53 / en 4 años

CORREGIDO-ACTUALIZA 1-Grupo bipartidista Cámara baja EEUU logra acuerdo tentativo sobre inmigración

(Corrige párrafo 14 para precisar que se trata de “residencia permanente” y no sólo “estatus legal”)

Por Caren Bohan y Thomas Ferraro

WASHINGTON, 5 jun (Reuters) - Un grupo bipartidista de legisladores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos culminó cuatro años de negociaciones interrumpidas al alcanzar el miércoles un acuerdo tentativo sobre un pacto integral para reformar las leyes de inmigración en el país.

El republicano Raul Labrador, un miembro del grupo y ex abogado especialista en temas de inmigración, se bajó del acuerdo diciendo que no podía aceptar las provisiones relativas al sistema de salud que contenía.

“No pude firmarlo”, dijo Labrador a periodistas. “Ahora estoy por mi cuenta, veremos qué ocurre”, agregó.

Así que el grupo se redujo de ocho a siete miembros, tres republicanos y cuatro demócratas.

Los miembros restantes salieron de una reunión, diciendo que habían hallado “una forma de avanzar”, pero agregaron que no entregarían detalles hasta que tuvieran tiempo para poner el acuerdo en lenguaje legislativo y revisarlo línea por línea.

Labrador y otros miembros del grupo han discrepado por largo tiempo sobre si los contribuyentes estadounidenses deberían estar protegidos de asumir el aumento de costos del sistema de salud por los inmigrantes recientemente legalizados.

El representante demócrata Luis Gutierrez, miembro del grupo, dijo: “Hemos acordado una forma de avanzar (...) esperamos hacer un anuncio pronto”.

Otros miembros del grupo, quienes pidieron no ser identificados por su nombre, dijeron que podrían pasar unas pocas semanas antes de que estén en posición de presentar un acuerdo finalizado a sus colegas.

Incluso entonces, es incierto si podrán avanzar. En otra parte del Capitolio, un grupo de ocho legisladores -cuatro demócratas y cuatro republicanos- ha preparado su propio proyecto de ley de reforma al sistema de inmigración que el Senado comenzará a considerar la próxima semanas.

El proyecto de la Cámara baja sería más estricto sobre la seguridad en la frontera que la versión del Senado, mientras que se espera que la legislación de la Cámara alta ofrezca una vía más corta a la ciudadanía.

Varios miembros influyentes de la Cámara de Representantes han predicho que la Cámara baja no aprobará la versión del Senado. Además, los republicanos de ambas cámaras está presionando por provisiones de seguridad en la frontera más rigurosas, a las que algunos demócratas se oponen.

Además, existen dudas persistentes sobre la capacidad del grupo de legisladores de la Cámara baja de alcanzar un acuerdo luego de que otro pacto tentativo fracasó anteriormente este año.

PROPUESTAS DEL SENADO

El proyecto de ley del Senado presenta la reforma más profunda al sistema de inmigración de Estados Unidos en una generación. Autorizaría miles de millones de dólares en gastos para mejorar la seguridad de frontera y crearía un nuevo programa de visas para trabajadores de alta y baja calificación.

Dos importantes senadores republicanos revelaron el miércoles una serie de propuestas que demandan una seguridad más fuerte en la frontera entre México y Estados Unidos, antes de que los inmigrantes indocumentados puedan acceder a la residencia permanente bajo el proyecto de ley de inmigración que apoya la Casa Blanca.

Las dos enmiendas presentadas de forma separada por John Cornyn y Rand Paul, un potencial precandidato presidencial para el 2016, posiblemente serán criticadas por los demócratas, que han dicho que esas disposiciones minarían la vía a la obtención de la ciudadanía, punto central del proyecto de ley apoyado por la Casa Blanca.

Ambos senadores buscan establecer estrictos parámetros de seguridad fronteriza que deberían cumplirse antes de entregar el estatus legal y abrir el camino a la ciudadanía para cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

“Mi idea lleva la seguridad fronteriza un paso más allá que cualquier otra persona en el Congreso”, dijo Paul, senador por Kentucky, en un comunicado. Su propuesta requerirá que el Congreso redacte un plan de seguridad fronteriza y realice cada año votaciones sobre el cumplimiento de sus metas.

En tanto, la propuesta de Cornyn, senador por Texas, exige que el Gobierno tenga la capacidad de supervisar toda la frontera sur de Estados Unidos y detenga al menos al 90 por ciento de las personas que intenten cruzarla de manera ilegal.

Tanto senadores republicanos como demócratas podrían ofrecer una serie de enmiendas para aumentar la seguridad fronteriza, considerada por los críticos como un punto débil en la reforma inmigratoria.

Los escépticos de la reforma inmigratoria han advertido del riesgo de que se repita la historia de 1986, cuando el presidente Ronald Reagan firmó una extensa legislación que ofrecía la amnistía a 3 millones de inmigrantes indocumentados, pero no logró el nivel de seguridad en la frontera que habían anticipado los partidarios de la medida.

Los demócratas han prometido que se opondrán a cualquier enmienda -incluidas aquellas sobre seguridad en la frontera- que creen demasiados obstáculos al camino a la ciudadanía de 13 años del proyecto de ley del Senado. (Reporte adicional de Rachelle Younglai y Richard Cowan; Traducido por Nadia López. Editado por Rodrigo Charme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below