Francisco surgió rápidamente como candidato perfecto en el cónclave

jueves 14 de marzo de 2013 12:43 CST
 

Por Barry Moody

CIUDAD DEL VATICANO, 14 mar (Reuters) - Los cardenales que eligieron al Papa juran mantener el secreto de las deliberaciones, pero los detalles del cónclave comenzaron a aparecer el jueves sobre cómo Jorge Bergoglio se convirtió rápidamente en el candidato favorito para reemplazar al Papa Benedicto XVI.

Bergoglio quedó segundo en el cónclave del 2005 en el que Joseph Ratzinger se convirtió en Papa. Sin embargo, esta vez ni siquiera aparecía mencionado entre los candidatos con mayores posibilidades.

En el mundo de los cónclaves, mantener el bajo perfil hasta último momento es considerado una ventaja. Según el dicho popular "el que entra Papa sale cardenal", en referencia a cómo los candidatos que suelen considerarse con más posibilidades salen generalmente abatidos.

Bergoglio -un jesuita conocido por su humildad y frugalidad- parece tener las dos cualidades que los cardenales dijeron que buscaban: herramientas pastorales como para revitalizar a la Iglesia y el potencial de poner en orden el disfuncional Gobierno de la Curia.

Los 115 cardenales electores se enfocaron en buscar un pontífice capaz de enfrentar la crisis causada por los escándalos globales de abusos de menores, el caso de los "Vatileaks" que reveló intensas rivalidades y presunta corrupción en la Curia y el aumento del secularismo, en especial en Europa.

"Buscábamos un Papa que fuera espiritual, un pastor. Creo que con el cardenal Bergoglio, tenemos esa clase de persona", dijo el cardenal francés Jean-Pierre Ricard a periodistas.

"Es una persona de un gran carácter intelectual, que creo que es un hombre de Gobierno", agregó.

El arzobispo de Viena, Christoph Schoenborn, confirmó que Bergoglio rápidamente emergió como un candidato fuerte, al ganar la elección en apenas cinco votaciones en la Capilla Sixtina. Fue apenas una más que las que necesitó Benedicto XVI, quien era un claro favorito en el 2005.   Continuación...