PERFIL-"El Chapo" Guzmán, el emperador del narco que se burló por años de las autoridades

sábado 22 de febrero de 2014 15:52 CST
 

* Con su captura termina una era en el narcotráfico mexicano: observadores

* Por años acumuló poder, redujo a rivales y amplió sus operaciones

* Había escapado de una prisión de máxima seguridad en el 2001

Por Anahi Rama

MEXICO DF, 22 feb (Reuters) - Bajo una persistente lluvia en el patio del penal de máxima seguridad, el capo narco mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán se veía aquella tarde de 1993 tembloroso, vulnerable. Pero no perdía su sonrisa irónica.

Había sido trasladado desde Guatemala encapuchado y con sus pies y manos atados para cumplir una condena de casi 21 años en esa cárcel mexicana. Pero con la complicidad de sus guardias escapó ocho años después para construir, a fuerza de su talento para corromper autoridades y para eliminar a enemigos, uno de los mayores imperios del narcotráfico del mundo.

México tardó 13 años en volver a capturarlo, a pesar de decenas de operativos y la abierta persecución del gobierno mexicano y de Estados Unidos. "Estuvimos a punto de atraparlo, pero ya se había ido", era una frase que funcionarios repetían.

En una imagen que muchos creían que no iban a ver nunca, el capo de baja estatura y bigote, vestido con una camisa blanca y un pantalón oscuro, fue trasladado el sábado a un helicóptero por dos encapuchados infantes de marina después de haber sido atrapado por la mañana en el centro turístico de Mazatlán, en su estado natal de Sinaloa.

Durante su reinado, Guzmán, de 56 años, logró crear una red de complicidades que iban desde altos funcionarios y militares hasta pobladores locales del llamado "Triángulo Dorado", una región productora de amapola y marihuana por donde se movía y que abarca los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.   Continuación...