REENVÍO-Yen cierra plano, inversores cautelosos antes de cumbre del G-20

miércoles 13 de febrero de 2013 18:00 CST
 

(Reenvía para quitar palabras adicionales en penúltimo párrafo)

Por Gertrude Chavez-Dreyfuss

NUEVA YORK, 13 feb (Reuters) - El yen operó plano contra el dólar el miércoles, un día después de registrar un marcado repunte, al crecer la cautela de los inversores antes de una cumbre de ministros de finanzas y funcionarios de bancos centrales prevista para esta semana en la que se espera que los tipos de cambio sean el tema principal.

El viceministro de Finanzas de Rusia, Sergei Storchak, declaró que la moneda japonesa ha estado sobrevalorada y que "no existen indicios" de que las autoridades niponas estén interviniendo para equilibrar el yen, algo que los inversores consideraron una aprobación a la tendencia bajista del yen.

También hubo cierta incertidumbre relacionada con la reunión del Grupo de los 20 en Moscú, y la opinión general es que la debilidad del yen estará en la agenda. A este clima de nerviosismo colaboraban las cercanas elecciones italianas y la venta de bonos del Gobierno italiano con altos rendimientos.

En las últimas operaciones, el dólar se negoció con una leve baja a 93,47 yenes, por debajo de un máximo de tres años a 94,42 yenes alcanzado el lunes. El euro cambiaba de manos a 125,70 yenes, plano en la jornada y lejos del máximo de 34 meses de 127,71 de la semana pasada.

El yen se había apreciado con fuerza el martes después de que un funcionario del G-7 dijo que el comunicado pretendía señalar preocupación sobre los movimientos excesivos en el yen. El ministro canadiense de Finanzas, Jim Flaherty, dijo el miércoles que la posición era un esfuerzo consensuado y no pretendía señalar a Japón.

La moneda japonesa perdió casi un 20 por ciento ante el dólar entre noviembre y comienzos de febrero debido a que el nuevo Gobierno de Japón presionó al banco central para que alivie la política monetaria en forma más agresiva para derrotar a la deflación.

Los mercados también se mostrarían cautelosos hasta conocer el resultado de una reunión del Banco de Japón que termina el jueves, aunque muchos esperan que el banco aplace nuevas medidas de alivio hasta abril cuando se encontrará con un nuevo gobernador.

El euro se operó plano a 1,3450 dólares. (Reporte adicional de Julie Haviv; editado por Hernán García)