México descubre una escultura en la cúspide de la pirámide del Sol en Teotihuacán

miércoles 13 de febrero de 2013 14:38 CST
 

* Es la figura del dios del fuego de mayor tamaño hallada en Teotihuacán

* Fue descubierta por arqueólogos en la cúspide de la afamada pirámide

MEXICO DF, 13 feb (Reuters) - Un equipo de arqueólogos halló la mayor escultura del dios del fuego Huehuetéotl descubierta hasta la fecha en Teotihuacán, un emblemático conjunto arqueológico cerca de la Ciudad de México, justo en la cúspide de la pirámide del Sol a más de 60 metros de altura.

Los investigadores consideran que esta pieza, de 58 centímetros de altura y un peso de 190 kilos tendría una antigüedad de unos 1,500 años y es una versión diferente a otras de la deidad que fueron encontradas anteriormente y que es representada por un anciano con los brazos cruzados.

El descubrimiento de la figura de Huehuetéotl, también conocido como el dios viejo que fue adorado por los aztecas y que se halló completa en un 75 por ciento, podría indicar que la pirámide del Sol fue escenario de cultos dedicados al fuego, dijeron arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

A mediados del 2010, investigadores del INAH descubrieron un túnel bajo Teotihuacán al que nadie ha entrado en al menos 1,800 años y que esperan que los pueda conducir a las perdidas tumbas de sus antiguos gobernantes.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por Naciones Unidas, Teotihuacán alcanzó su apogeo entre los años 250 y 500 d.C. cuando tuvo una población cercana a los 150 mil habitantes y llegó a ser la sexta ciudad más grande del mundo después de Constantinopla y Alejandría.

La ciudad tiene actualmente unos dos kilómetros cuadrados, aunque especialistas creen que la urbe llegó a tener una extensión de 20 kilómetros.

México tiene registrados unos 40 mil sitios arqueológicos, de los cuales 14 por ciento son estructuras y el resto concentraciones de fragmentos o lugares con pinturas o grabados. (Reporte de Lizbeth Días y Miguel Angel Gutiérrez)