"Mujer más fea del mundo" es finalmente enterrada en México tras 150 años

martes 12 de febrero de 2013 22:43 CST
 

MEXICO DF, 12 feb (Reuters) - La "mujer más fea del mundo" fue finalmente enterrada el martes en su pueblo natal en el norte de México, más de 150 años después de su muerte tras una vida breve y trágica, en la que fue exhibida como un fenómeno de la naturaleza en circos y ferias alrededor del mundo.

Nacida en México en 1834, Julia Pastrana sufrió de hipertricosis e hiperplasia gingival, enfermedades que le provocaron un copioso vello facial y una mandíbula rechoncha, que la llevaron a ser llamada "mujer oso" o "mujer mono".

A mediados de la década de 1850, Pastrana conoció a Theodore Lent, un empresario estadounidense que la llevó de gira como cantante y bailarina en un espectáculo de fenómenos a través de Estados Unidos y Europa antes de casarse con ella.

En 1860 Pastrana murió en Moscú después de dar a luz al hijo de Lent, que heredó la condición de su madre. El niño murió pocos días más tarde y Lent continuó sus giras exhibiendo sus restos embalsamados, que tras cambiar de manos durante las décadas posteriores acabaron preservados en la Universidad de Oslo, en Noruega.

"Imagínate ella en esas condiciones, enfrentarse a la rudeza y a la crudeza humana y poder superar todas esas cosas que ella pudo superar, creo que es una historia digna de promover, de difundir", dijo Mario López, gobernador del estado de Sinaloa, quien participó de las gestiones para repatriar los restos y que sean enterrados en su lugar de nacimiento.

"Cuando me propusieron esto, dije, una sinaloense con esa historia de vida no puede estar arrinconada en una bodega", agregó.

Una multitud acudió al pequeño pueblo de Sinaloa de Leyva el martes a presentar sus respetos a Pastrana, que fue enterrada en un ataúd blanco, adornado con una guirnalda de rosas blancas.

"Se le hizo su misa porque ella era católica, la misa fue muy bonita, estaban hasta tres padres allí, estaba un coro de niñas muy lindo, se llenó la iglesia por completo", dijo Laura Anderson, una artista mexicana radicada en Nueva York, que lideró la campaña de casi una década para que Pastrana regrese a México y tenga un funeral apropiado.

"Me sentí muy conmovida en todo este proceso, en todos estos años que llevo no me he sentido tan llena de emociones", agregó. (Reporte de Gabriel Stargardter)