Demanda en EEUU contra fusión de InBev subraya clima normativo más severo

martes 5 de febrero de 2013 15:06 CST
 

Por Olivia Oran

NUEVA YORK, 5 feb (Reuters) - Anheuser-Busch InBev SA no ha logrado obtener la autorización de los reguladores antimonopolio de Estados Unidos a su propuesta de compra de Grupo Modelo por 20.100 millones de dólares, y de poco le ha servido contar entre sus filas con una importante ex funcionaria estadounidense que defiende la fusión.

Christine Varney, quien encabezó la división antimonopolios del Departamento de Justicia de Estados Unidos antes de dedicarse a la práctica privada en el 2011, lideró la defensa de Modelo en el acuerdo, sólo para ver a sus antiguos colegas presentaron una demanda para bloquear la fusión la semana pasada.

Los negociadores están tomando eso como una señal de que el Gobierno de Barack Obama será igual de duro en su segundo mandato ante las fusiones como en el primero y que, a su vez, podría buscar dar una pausa a los presidentes ejecutivos que buscan grandes acuerdos y obligar a los compradores a ofrecer más compensaciones a los vendedores por el riesgo de un fracaso.

El dinero que se paga a las empresas objeto de una adquisición si el comprador no logra completar un acuerdo por cualquier motivo ha estado aumentando en los últimos años y la percepción de un mayor riesgo por la fiscalización antimonopolios podría elevarlo aún más, dijeron banqueros y abogados.

Los compradores también deberían estar preparados para la posibilidad de que los reguladores puedan querer mayores concesiones como condición para aprobar una fusión, por lo que deberían utilizarse evaluaciones más conservadoras para estimar los beneficios, dijeron negociadores.

"Esto claramente hace que los presidentes ejecutivos presten atención", dijo Ronan Harty, socio de Davis Polk & Wardwell que asesora a clientes sobre temas de las leyes antimonopolios. "Cuando los presidentes ejecutivos estén viendo su próximo gran acuerdo, (la normativa) antimonopolios va a estar más arriba en su cabeza", agregó.

La demanda es la primera gran acción anunciada por la división antimonopolios del Departamento de Justicia bajo el mando de William Baer, quien asumió el cargo el 3 de enero, y refuerza la reputación del Gobierno de ser agresivo en la revisión de las grandes fusiones.

Durante los últimos años, los reguladores han bloqueado acuerdos como la compra de T-Mobile por parte AT&T Inc en 39.000 millones de dólares, la oferta de NYSE Euronext por Nasdaq OMX Group Inc en 11.000 millones de dólares y la adquisición de 2SS Holdings Inc por H&R Block Inc en 287,5 millones de dólares.   Continuación...