24 de enero de 2013 / 20:08 / en 5 años

REENVIO-Gobierno colombiano reconoce "aproximaciones" en diálogo de paz con las FARC

(Aclara cargo de delegado en segundo párrafo)

* Aunque cree que aún hay que resolver “diferencias notables”

* Gobierno y FARC cierran tercera ronda de negociaciones en La Habana

Por Rosa Tania Valdés y Nelson Acosta

LA HABANA, 24 ene (Reuters) - El Gobierno colombiano reconoció el jueves “aproximaciones” con la guerrilla de las FARC en torno a la necesidad de atacar la pobreza en el sector campesino, aunque advirtió que aún hay que saldar “diferencias notables” dentro del diálogo de paz que celebran en Cuba para acabar con décadas de conflicto armado.

Al cierre de la tercera ronda de las negociaciones iniciadas hace dos meses, el ex vicepresidente colombiano Humberto De La Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, insistió en la necesidad de acelerar las discusiones, que no han salido del tema agrario, el primero de los cinco estipulados en la agenda.

“Las conversaciones avanzan en un clima de respeto y de diálogo amplio. Hay aproximaciones en el anhelo de transformar el campo aunque también subsisten diferencias notables”, dijo al leer un comunicado sin responder preguntas.

El equipo nombrado por el presidente Juan Manuel Santos regresará el jueves a Colombia para consultas luego de que en el ciclo de 11 días las FARC presentaron propuestas concretas sobre la tenencia y el uso de las tierras del país andino.

Entre los puntos, incluyeron exigencias a establecer mayores controles y regulaciones a las actividades minera y petrolera, cuya infraestructura volvió a sufrir ataques de los rebeldes luego del fin de la tregua decidida al comienzo del diálogo.

La posición de las FARC, el mayor grupo guerrillero colombiano que ha sufrido una ofensiva militar que ha acabado con algunos de sus líderes, será dada a conocer en una conferencia de prensa en las próximas horas.

En los últimos días las FARC han revelado 10 propuestas para impulsar “una política de desarrollo rural y agrario integral”, que incluyen además la creación de un Fondo de Tierras y la revisión de los tratados comerciales que impulsa el país.

El diálogo de paz ha levantado grandes expectativas puesto que un acuerdo pondría fin al derramamiento de sangre que ha sufrido en las últimas cinco décadas a la cuarta mayor economía de América Latina, que ha crecido sostenidamente por el consumo doméstico e inversiones en la industria minera y petrolera.

Tanto el Gobierno como la guerrilla han mantenido discreción acerca del proceso, alegando que la falta de ella frustró intentos anteriores por alcanzar la paz en el país que registra miles de muertos y desplazados por el conflicto.

De La Calle reiteró que “el fin del conflicto” pasa por la desmovilización del grupo guerrillero que cuenta con unos 9.000 combatientes.

“Estamos dialogando para buscar acuerdos que permitan, con las garantías necesarias, la desmovilización de la guerrilla (...) Finalizado el conflicto y reintegradas a la sociedad, tendrán las garantías físicas y jurídicas necesarias para que desplieguen su acción política”, dijo.

“Pero esto no ocurrirá antes. Políticas y armas no van juntas”, aclaró al descartar una tregua. “Las acciones de la Fuerza Pública para defender a los colombianos (...) se mantienen y sólo habrá cese al fuego cuando se hayan alcanzado los acuerdos definitivos”, dijo.

“Queremos la paz, sí, pero no a cualquier costo, no al costo de que como producto de las conversaciones, la guerrilla se fortalezca para seguir en la guerra”, advirtió. (Reporte de Rosa Tania Valdés y de Nelson Acosta. Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below