Goldman rebaja estimación de precio crudo EEUU para el 2014

martes 22 de enero de 2013 14:04 CST
 

22 ene (Reuters) - Goldman Sachs rebajó el martes su pronóstico del precio del petróleo estadounidense para el 2014 en 1,50 dólares, a 96,50 dólares por barril, y advirtió que en la costa texana del Golfo de México podría haber un exceso de oferta de crudo este año por el aumento de capacidad de los oleoductos.

El banco dijo que aunque espera que la brecha entre crudo estadounidense y Brent se reduzca con fuerza en los próximos meses, podría ampliarse otra vez cuando el exceso de oferta en el Medioeste de Estados Unidos reaparezca en la costa del Golfo de México.

Goldman, considerado el más influyente banco de inversión en los mercados de materias primas, dijo además que espera que los tipos de crudo más pesados de Canadá, que hace poco han cotizado en mínimos de 50 dólares por barril, también seguirán bajo presión.

"Esperamos (...) que la congestión en el flujo de crudo de Houston a St James (Luisiana) impacte potencialmente en el diferencial entre el crudo estadounidense y el Brent, particularmente más adelante en el 2013 y hacia el 2014", dijo el banco en una nota de investigación enviada por correo electrónico.

El petróleo estadounidense -comúnmente conocido como West Texas Intermediate o WTI- ha estado presionado en su punto de entrega en Cushing (Oklahoma) por el rápido incremento en la producción de petróleo no convencional en Bakken (Dakota del Norte) y en el yacimiento Eagle Ford (Texas).

En noviembre, el barril de crudo estadounidense se negoció hasta 26 dólares por debajo del Brent, pero su descuento CL-LCO1=R ha disminuido desde entonces a cerca de 15 dólares por barril.

El diferencial se redujo cuando este mes el oleoducto Seaway, que va de Cushing a la costa estadounidense del Golfo de México, expandió su capacidad a 450.000 barriles por día desde 150.000 bpd, un desarrollo que se espera ayude a aliviar la congestión de suministros en el Medioeste.

Pero Goldman dijo que aún no hay suficiente capacidad para trasladar petróleo de Texas a otras refinerías en Luisiana.

"Todo el incremento gradual en el crudo liviano dulce que se espera que ingrese a la costa estadounidense del Golfo de México termina en el área de la costa de Texas, y actualmente no hay capacidad en los oleoductos para enviar este petróleo más al este, a las refinerías en Luisiana", dijo Goldman.

"Hasta que más volúmenes de petróleo puedan ser enviados de Houston a St James (en Luisiana), existe el riesgo de que el área de Houston resulte inundada de petróleo liviano dulce en los próximos meses, deprimiendo los precios locales del crudo dulce", agregó.

El banco dijo que el precio del crudo liviano dulce en Texas caería respecto a la misma variedad en Luisiana LLS-, que cotiza en St James. (Reporte de David Sheppard en Nueva York y Nallur Sethuraman en Bangalore; editado por Hernán García)