Exiliados en Miami suavizan postura sobre visita del Papa a Cuba

miércoles 21 de marzo de 2012 14:26 CST
 

* Cientos exiliados cubanos católicos viajarán a Cuba la próxima semana

* Exiliados piden al Papa que se reúna con disidentes en Cuba

* Arzobispo de Miami busca construir puentes con Cuba

Por David Adams

MIAMI, 21 mar (Reuters) - El empresario cubano-estadounidense Carlos Saladrigas se oponía de tal manera a la histórica visita del Papa Juan Pablo II a Cuba en 1998 que organizó una coalición de líderes cívicos en Miami en contra del viaje.

Más de 10.000 personas, entre ellas los políticos cubano-estadounidenses más destacados de Miami, realizaron una protesta en el distrito La Pequeña Habana de la ciudad, lo que obligó a la Iglesia a cancelar su plan de enviar un crucero a Cuba con peregrinos desde Florida.

Pero ahora, 14 años más tarde, Saladrigas sostiene que estaba equivocado. En momentos en que el Papa Benedicto XVI se prepara para visitar la isla la semana próxima, el empresario no sólo apoya el viaje, sino que planea estar ahí, acompañado de su esposa y cientos de exiliados cubanos.

"Quiero estar con mis hermanos cubanos. De muchas maneras, es mi venganza personal contra mi mismo", dijo al explicar que las imágenes de multitudes de cubanos participando en las misas papales en 1998 lo hicieron repensar en su posición.

El cambio de opinión de Saladrigas es una señal de cuán diferentes son las cosas en Miami desde aquella visita. Los sondeos muestran una caída del respaldo cubano-estadounidense al embargo de Washington contra la isla caribeña y un creciente apoyo a los viajes de los exiliados a Cuba.   Continuación...