Acciones EEUU retroceden ante estancamiento en negociaciones fiscales

viernes 21 de diciembre de 2012 09:46 CST
 

Por Ryan Vlastelica

NUEVA YORK, dic 21 (Reuters) - Las acciones estadounidenses perdían más de un 1 por ciento el viernes, luego de que una propuesta republicana para evitar el "abismo fiscal" quedara trabada en la Cámara de Representantes por falta de votos, reduciendo las esperanzas de que se produzca un acuerdo pronto en Washington.

Se espera que las transacciones sean volátiles el viernes, dado que los inversores consideran que un acuerdo fiscal entre la Casa Blanca y los republicanos antes de fin de año es cada vez más improbable. Puesto que los volúmenes serán menores de cara a la Navidad, los cambios del mercado podrían ser más marcados.

El índice de volatilidad CBOE subía 11,5 por ciento.

Las acciones de los bancos estaban entre las más afectadas el viernes. Los títulos de Citigroup Inc descendían 2,5 por ciento a 39,15 dólares, mientras que los papeles de Bank of America retrocedían 2,5 por ciento a 11,23 dólares. El índice del sector KBW Banks bajaba 1,4 por ciento.

El promedio industrial Dow Jones caía 134,93 puntos, o 1,01 por ciento, a 13.176,79. El índice Standard & Poor's 500 perdía 16,08 puntos, o 1,11 por ciento, a 1.427,61, mientras que el Nasdaq Composite cedía 45,57 puntos, o 1,49 por ciento, a 3.004,82 unidades.

S&P 500 ha ganado 1 por ciento en la semana y un 14 por ciento en lo que va del año, aunque la incertidumbre sobre el abismo fiscal podría llevar a algunos operadores a asegurar sus ganancias mientras se acerca el fin de año.

El jueves, el líder republicano de la Cámara baja, John Boehner, admitió que no contaba con votos suficientes en su partido para aprobar su llamado "Plan B" destinado a eludir la crisis fiscal en Estados Unidos, la cual podría generar una nueva recesión en el país el año próximo.

En tanto, el gasto del consumidor estadounidense subió en noviembre al ritmo más veloz en tres años y un indicador del gasto planificado por las empresas saltó, en una señal de que los hogares y las compañías desestiman algunos de los temores de que una política fiscal más ajustada desate una recesión. (Editado en español por Marion Giraldo)