29 de noviembre de 2012 / 20:13 / en 5 años

PERFIL-Videgaray: el cerebro financiero clave en futuro gobierno mexicano

* Está considerado como el guía de las reformas estructurales

* Es la mano derecha del presidente electo, su principal asesor

* Combina una amplia experiencia financiera y política

Por Krista Hughes

MEXICO DF, 29 nov (Reuters) - El cerebro financiero del próximo gobierno de México se embarcó en su carrera económica después de pasar horas haciendo fila para comprar leche durante la etapa de racionamiento y alzas de precios que vivió el país en la década de 1980.

Luis Videgaray, la mano derecha del presidente entrante Enrique Peña Nieto, estará a cargo de impulsar varias reformas económicas clave en un Congreso dividido y negociar con los legisladores para demostrar que el nuevo Gobierno cumple con sus promesas y rápido.

"Es importante tener una gran reforma al inicio de la administración", dijo Videgaray, nacido el 10 de agosto de 1968, en una entrevista con Reuters a mediados del año .

Un político hecho por sí mismo, es visto como la mezcla adecuada de un académico calificado y con vasta experiencia en el sector privado, así como un hábil cabildero que no ha despertado inquietud entre los inversionistas, por lo que las apuestas apuntan a que será secretario de Hacienda.

Ha sido nombrado insistentemente como el próximo secretario de Hacienda, ya cuenta con el respeto de legisladores y de los partidos de oposición.

Conocido por sus colaboradores como el "doctor", el político creció en barrios de clase media en las afueras y en la capital mexicana, y se afilió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1987, el año en que la inflación alcanzó un máximo del 132 por ciento.

La escalada en los precios generó el racionamiento de algunos productos básicos, como la leche o el azúcar, además de grandes filas que él mismo experimentó en carne propia.

"Yo era adolescente en los años 80, aquellos años de grandes inflaciones, una década entera de crisis económica", dijo en una entrevista por televisión el año pasado.

"Y bueno, fue ese entorno, que yo no entendía qué le estaba pasando a nuestra economía, que me lleva a estudiar, a hacerme economista", agregó el político de 44 años.

EL SECTOR PRIVADO: EL DESPEGUE

Muy serio desde temprana edad, tuvo que cuidar a sus hermanos menores desde los 11 años, cuando su padre, un empleado bancario, falleció y su madre, abogada, regresó al trabajo.

A diferencia de varias figuras mexicanas prominentes, el economista no proviene de una familia con antecedentes políticos y de hecho fue el primero en mostrar interés.

Videgaray, cuyo héroe de la infancia es el personaje de la serie conocida en México como "El hombre nuclear", siguió el típico camino de estudiar leyes y economía, junto con el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Además picó piedra en esa secretaría cuando el entonces presidente y tecnócrata Carlos Salinas reformaba al país con un ambicioso programa de privatización, desregulación y la liberalización del libre comercio en 1994, con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Pero en donde realmente tomó experiencia financiera fue en el banco de inversión Protego, comandado por el ex secretario de Hacienda, Pedro Aspe, y en donde Videgaray conoció al futuro mandatario Peña, cuando éste era un joven legislador en el vecino estado de México.

Peña lo invitó a ser su secretario de Finanzas cuando asumió la gobernación del estado de México en el 2005, sorprendiendo a varios por haberse inclinado por alguien ajeno en ese momento a su equipo cercano.

Después de cuatro años, cuando Videgaray optó por convertirse en diputado federal, la deuda estatal cayó en un 20 por ciento, según cifras oficiales.

UN NEGOCIADOR NATO

La gente cercana al padre de tres hijos y simpatizante de los Acereros de Pittsburgh asegura que Videgaray tiene fama de serio, mientras que sus amigos creen que no se merece cierta percepción de arrogancia que algunos le adjudican.

"Es una persona muy eficiente, no desperdicia el tiempo en cosas que no van a tener un impacto", dijo el analista Alberto Islas, quien estudió con Videgaray en México y en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Ahora, Videgaray deberá echar mano de todas sus habilidades para llevar adelante grandes reformas e impulsar el lánguido crecimiento económico de México, que ha promediado un 2.6 por ciento en las últimas dos décadas.

La apertura del sector energético a la competencia y una mayor eficiencia en la recolección de impuestos son las prioridades del futuro gobierno, y Videgaray será el canal para sacar adelante las iniciativas en el Congreso, en donde el PRI no goza de mayoría.

Aquellos que lo conocen dicen que eso no será problema.

"Luis es un negociador nato y ha logrado consensos dentro del PRI, con el PAN y con la iniciativa privada", dijo Aspe sobre Videgaray en un correo electrónico.

"Conoce a profundidad los temas de la agenda de políticas publicas, sabe escuchar y acomodar los planteamientos de los demás sin perder la mira fundamental que es cumplir con lo que prometió Peña Nieto: reformar y modernizar al país en lo político y en lo económico", agregó. (Traducido y versionado por Luis Rojas Mena, editado por Ana Isabel Martínez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below