Wall St cae, golpeado por comentarios de Reid sobre "abismo fiscal"

martes 27 de noviembre de 2012 16:20 CST
 

Por Rodrigo Campos

NUEVA YORK, 27 nov (Reuters) - Las acciones estadounidenses retrocedieron el martes en una sesión volátil, perdiendo terreno luego de que el senador demócrata Harry Reid expresó su decepción por el "poco progreso" que se ha logrado en torno al manejo del llamado abismo fiscal.

El mercado permaneció plano durante la mayor parte de la jornada pero cayó abruptamente después de los comentarios de Reid, una señal de que los inversores siguen intranquilos por las disputas en Washington. El índice de volatilidad CBOE, o VIX, subió ante las palabras de Reid.

Los mercados están focalizados en ver si el Congreso y la Casa Blanca pueden llegar a un acuerdo sobre las formas de evitar los recortes automáticos al gasto e incrementos en los impuestos de cerca de 600.000 millones de dólares que comenzarían a regir a partir del próximo año.

Mientras continuan las conversaciones por el presupuesto, Las Vegas Sands y Supertex sumaron sus nombres a la creciente lista de compañías que anuncian dividendos especiales destinados a ayudar a los inversores a evitar una posible carga impositiva más elevada el año próximo.

Las modestas perdidas del Índice S&P 500 el martes marcaron su peor día en ocho sesiones, lo que indica que los operadores no están dispuestos a vender agresivamente ya que un acuerdo fiscal probablemente dispare un repunte.

El S&P 500 cerró una vez más por debajo de 1.400 puntos, un nivel psicológicamente clave que había recuperado la semana pasada al subir cerca de un 4 por ciento.

El índice VIX se disparó un 2,7 por ciento y trepó a 15,92, luego de subir hasta un 3,9 por ciento.

El Dow Jones perdió 89,24 puntos, o un 0,69 por ciento, y cerró en 12.878,13 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 cayó 7,35 puntos, o un 0,52 por ciento, a 1.398,94 puntos.

Por su parte, el índice Nasdaq Composite perdió 8,99 puntos, o un 0,30 por ciento, y terminó en 2.967,79 unidades.

Las negociaciones en Washington opacaron las sólidas cifras económicas, entre ellas un incremento del gasto empresarial planificado y el crecimiendo de la confianza del consumidor hasta alcanzar su nivel más alto en más de cuatro años. (Reporte de Leah Schnurr; editado por Hernán García)