Pobreza en América Latina cae levemente a un 28,8 pct en 2012: Cepal

martes 27 de noviembre de 2012 10:57 CST
 

SANTIAGO, 27 nov (Reuters) - Unos 167 millones de personas viven en la pobreza en América Latina, algo menos que el año pasado, pero el ritmo de reducción ha sido más lento por la falta de empleos de calidad y un menor enfoque de los Gobiernos en el gasto social, dijo el martes la Cepal.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el resultado de 2012 -menor en 1 millón al de 2011- equivale a un 28,8 por ciento de la población y es la tasa más baja de las últimas tres décadas en una región que, pese a depender de sus exportaciones, ha soportado en buen pie un escenario económico global turbulento.

"Es una buena noticia para la región, pero aún estamos frente a niveles inaceptables en muchos países. El desafío es generar empleos de calidad en el marco de un modelo de desarrollo orientado a la igualdad", dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la institución.

El menor ritmo en la reducción se refleja en que la cantidad de personas que viven en extrema pobreza e indigencia en 2012 es igual a las 66 millones del año previo.

Paraguay, República Dominicana y Colombia tenían las mayores tasas de pobreza hasta el año pasado, mientras que Argentina, Uruguay y Chile, las menores. Las cifras por país para este año aún no están disponibles.

El aumento de los ingresos laborales en los hogares pobres fue el factor que más contribuyó a la leve reducción de la pobreza, una tendencia de los últimos años, según la Cepal.

La tenue baja contrasta con el buen desempeño de la economía en una región -que se expandiría un 3,2 por ciento en el 2012- donde la distribución de la riqueza ha sido un problema persistente.

Otro de los factores que atenuó el ritmo de reducción de la pobreza es un cambio de tendencia del gasto público social en la región. Hasta el año 2010 este subía en forma contracíclica durante la crisis internacional.

"Sin embargo, datos parciales de 2011 indican que habría una tendencia a la contracción relativa del gasto social para fortalecer las finanzas públicas, lo cual no significa necesariamente una reducción de los montos absolutos destinados a los sectores sociales", agregó. (Reporte de Felipe Iturrieta. Escrito por Moises Avila)