Colapso civilización Maya estaría relacionado con cambio climático: estudio

jueves 8 de noviembre de 2012 15:27 CST
 

WASHINGTON, 8 nov (Reuters) - Para obtener pistas sobre el posible impacto del cambio climático en la sociedad moderna, un estudio sugiere dar una mirada al fin de la civilización Maya, que colapsó en medio de hambrunas y guerras provocadas por el cambio de los patrones climáticos.

Un equipo internacional de investigadores compiló un expediente detallado del clima que registra 2.000 años de clima húmedo y seco donde se desarrollaron las ciudades mayas desde el año 300 hasta el 1.000.

Utilizando los datos encerrados en las estalagmitas -depósitos minerales que se forman del agua que gotea en cuevas- y la rica evidencia arqueológica creada por los mayas, el equipo publicó sus hallazgos en la revista Science el jueves.

A diferencia de la tendencia actual de calentamiento global, que es provocado por la actividad humana -incluyendo la emisión de gases de efecto invernadero-, el cambio en el clima de América Central durante el colapso de la civilización maya se debió a un patrón climático natural, masivo y ondulante.

Este patrón climático alternativamente trajo humedad extrema, lo que fomentó el crecimiento de la civilización Maya, y períodos de sequía en una escala de siglos, dijo el autor principal del estudio, Douglas Kennett, un antropólogo de la Universidad de Penn State.

Los períodos húmedos significaban buena agricultura y creciente población, dijo Kennett en una entrevista telefónica. También reforzó el poder de los reyes de los centros poblados, que reclamaban el crédito por las lluvias que traían prosperidad y realizaban sacrificios de sangre públicos destinados a mantener el clima favorable a la agricultura.

ANALOGIAS CON CIVILIZACION MODERNA

Cuando el período de lluvias cambió gradualmente al clima seco en torno al año 660, Kennett dijo que el poder de los reyes y su influencia se derrumbó, lo que guarda estrecha correlación con el aumento de las guerras por los recursos escasos.   Continuación...