Marina México dice líder cártel Zetas capturado era jefe finanzas

jueves 27 de septiembre de 2012 13:17 CDT
 

MEXICO DF, 27 sep (Reuters) - Un líder del temible cártel de los Zetas, presentado el jueves por la Marina mexicana, ejercía como jefe financiero de la organización criminal y se había enfrentado con uno de los principales cabecillas, informaron las autoridades.

Iván "el Z-50" Velázquez, también conocido como "el Talibán", fue capturado el miércoles en San Luis Potosí, uno de los más recientes focos de violencia en México atribuido a divisiones internas en los Zetas, considerada la más sanguinaria de las organizaciones criminales y una de las más numerosas.

Velázquez fue capturado poco después de una ruptura con Miguel Angel "el Z-40" Treviño, uno de los dos jefes máximos de los Zetas, informó la Marina durante la presentación del detenido junto a otros dos presuntos delincuentes.

Catorce supuestos Zetas hallados muertos en agosto en San Luis Potosí habrían sido parte del grupo de Velázquez, dijo el vocero de la Marina, José Luis Vergara, al leer un comunicado durante la presentación del detenido.

"Se presume que producto de este desafío (de Velázquez a Treviño), se dio la reciente ejecución de 14 de sus simpatizantes en San Luis Potosí en el mes de agosto de este año", dijo Vergara.

El "Z-50" era presuntamente jefe regional en los estados centrales de Zacatecas, Aguascalientes, parte de Guanajuato y Coahuila, este último en el norte y fronterizo con Estados Unidos.

Los Zetas, surgidos a finales de la década de 1990 como el brazo armado del cártel del Golfo con un grupo de desertores del Ejército, es hoy una de las dos organizaciones criminales más numerosas del país junto con el cártel de Sinaloa.

A diferencia de éste, orientado más hacia el narcotráfico, los Zetas se dedican también a extorsiones y secuestros, y están acusados de crímenes masivos contra inmigrantes y del incendio a un casino en la norteña ciudad de Monterrey el año pasado en el que murieron 52 personas.

Cerca de 60,000 personas han muerto desde que asumió el presidente Felipe Calderón y lanzó operativos frontales con policías y soldados contra los cárteles, en una estrategia fuertemente criticada porque la violencia no cede a pesar de la captura y muerte de numerosos capos. (Reporte de Anahi Rama; Editado por Javier López de Lérida)