HSBC eleva pronóstico de inflación México 2012 y 2013

lunes 10 de septiembre de 2012 10:31 CDT
 

MEXICO DF, 10 sep (Reuters) - El banco HSBC elevó sus pronósticos para la inflación de México del 2012 y 2013 por presiones de los precios agropecuarios, aunque advirtió que el banco central podría subir su tasa clave a finales del 2014, un horizonte más lejano que el de su expectativa previa.

HSBC México elevó a un 4.1 del 3.9 por ciento su pronóstico para la inflación de este año, y a un 3.6 desde el 3.4 por ciento el del 2013, por presiones imprevistas en los precios de los alimentos, dijo el banco en un reporte a sus clientes.

"Los precios de la carne y el huevo han escalado debido a mayores precios internacionales de los alimentos y a problemas epidémicos con los pollos", dijo.

"Esto ha hecho que sus precios tengan un incremento anual cercano al 12 por ciento, cuando el año pasado el alza promedió un 4.5 por ciento", agregó.

El nuevo cálculo de HSBC para la inflación de este año apenas supera el límite superior del objetivo oficial del Banco de México (central) del 3 por ciento más o menos un punto porcentual.

Hasta agosto, la inflación anualizada de México se ubicó en un 4.57 por ciento, su mayor nivel de casi dos años y medio, en gran medida por un alza en el precio del huevo, tras un brote de gripe aviar al oeste del país que ya está bajo control.

HSBC prolongó su expectiva para observar un movimiento en la tasa clave de interés del banco central, estable en un 4.50 por ciento desde julio del 2009.

Ahora, HSBC contempla dos alzas de 25 puntos base en el costo del crédito durante el cuarto trimestre del 2014, para llevar a la referencial Tasa Interbancaria a un día a un 5 por ciento.

Anteriormente, HSBC proyectaba una acción oficial en agosto del 2013.

El viernes, el banco central mexicano indicó que está más proclive a subir su tasa clave de interés si la inflación se acelera más, con lo que dejó atrás la postura monetaria neutral que había observado en meses previos. (Reporte de Luis Rojas; Editado por Ignacio Badal)