Demanda china de petróleo cae a mínimo 22 meses en agosto

lunes 10 de septiembre de 2012 07:56 CDT
 

PEKIN, 10 sep (Reuters) - La demanda implícita de petróleo de China, el segundo mayor consumidor mundial de crudo, cayó a su nivel más bajo desde octubre del 2010, revelaron cálculos de Reuters en base a datos del Gobierno, debido a que la actividad industrial del gigante asiático se desaceleró.

China consumió aproximadamente 8,92 millones de barriles de petróleo por día, un 0,8 por ciento menos que un año antes y un 3,7 por ciento, o 340.000 bpd, menos que en julio, mostraron las cifras, extendiendo una débil tendencia que comenzó en abril, cuando la demanda se redujo por primera vez en más de tres años.

La demanda implícita se calcula sumando la producción nacional de crudo y las importaciones netas de productos refinados, pero sin tener en cuenta los cambios de los inventarios, que rara vez son dados a conocer por el Gobierno.

En su informe de agosto, la Agencia Internacional de Energía revisó a la baja el crecimiento de la demanda china a 240.000 bpd para el 2012, muy por debajo de su estimación anterior de 363.000 bpd.

El pronóstico más reciente sugiere que China representará menos de un tercio del incremento de la demanda mundial este año. Eso se compara con el 45 por ciento que se preveía en el informe de la agencia de julio.

"El mercado se ha reducido mucho, sobre todo en el sector industrial", dijo Zhou Jie, de una operadora privada de diésel en el este de la provincia de Zhejiang, uno de los centros de fabricación y exportación en China.

El diésel, que representa un tercio de la demanda total de combustible de China, es el mejor referente de la economía fabril.

Durante los primeros ocho meses, la demanda implícita subió un 1,1 por ciento interanual, a 9,39 millones de bpd, según cálculos de Reuters.

Una catarata de datos durante el fin de semana mostró que el crecimiento anual de la producción industrial de China se desaceleró a un 8,9 por ciento en agosto, el más débil desde mayo del 2009 y por debajo de las expectativas del mercado, lo que probablemente reforzará la idea de que Pekín ajustará sus políticas para impulsar su economía. (Reporte de Judy Hua y Chen Aizhu; Editado por Mónica Vargas)