21 de junio de 2012 / 16:23 / hace 5 años

Errores Cameron en G20 apuntan a más problemas para Gran Bretaña

* Acusan a Cameron de una serie de errores en conferencias

* EEUU, Europa ven Gran Bretaña cada vez más aislado

* En mundo cambiante, Gran Bretaña lucha por encontrar lugar

Por Peter Apps

LONDRES, 21 jun (Reuters) - Acusado de irritar a Francia y Rusia, frustrar a Estados Unidos y caer en un intercambio áspero con Argentina por las Islas Malvinas, la cumbre del Grupo de los 20 no salió bien para David Cameron.

A su regreso de México, el primer ministro británico probablemente esté esperando dejar atrás una serie de aparentes errores, pero podría no ser tan fácil.

Más allá de la crítica personal a Cameron, una creencia parece estar extendiéndose en varias capitales extranjeras de que la misma Gran Bretaña está perdiendo su influencia debido a la hostilidad de su Partido Conservador con la Unión Europea y el proyecto del euro.

Diplomáticos dicen que Cameron como mínimo proveyó una distracción innecesaria en la cumbre de esta semana en la ciudad mexicana de Los Cabos.

“Tienes la cumbre del G20: la zona euro está en problemas, Irán y Siria representan desafíos urgentes. ¿Y dónde está Cameron? Está discutiendo con los argentinos por las Malvinas y fastidiando a los franceses”, dijo Charles Kupchan, principal funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos para Europa bajo el Gobierno del presidente Bill Clinton.

“Eso realmente no ayuda”, agregó Kupchan, profesor de la Georgetown University y miembro senior del Consejo de Relaciones Exteriores.

En una reunión nocturna con empresarios líderes, Cameron dijo que Gran Bretaña estaba listo para “desplegar la alfombra roja” a las firmas francesas que quieran dejar el país si el presidente socialista recientemente elegido François Hollande imponía los aumentos de impuestos previstos.

El mismo Hollande se negó a ser arrastrado por la situación, diciendo que Europa debía mostrar unidad y que Francia estaba siempre dispuesto a exponer sus políticas fiscales a una comparación, pero varios miembros de su entorno fueron más críticos.

El ministro de Asuntos Europeos, Bernard Cazeneuve, describió los comentarios como “humor británico” fuera de lugar.

Exactamente qué pasó con la presidenta argentina, Cristina Fernández, sigue sin estar claro. Según el portavoz de la mandataria sudamericana, Cameron se le acercó para agradecerle su apoyo a la reforma bancaria europea.

Fernández inmediatamente planteó el tema de la disputada soberanía de las Islas Malvinas, controladas por los británicos, por las cuales ambos países combatieron en una guerra hace 30 años.

Aparentemente Fernández ofreció a Cameron un sobre que decía “Malvinas”, el nombre argentino para las islas del Atlántico Sur, conteniendo varias docenas de resoluciones de la ONU que llaman al diálogo por la disputa.

Argentina dice que Cameron se negó a aceptar el sobre o a mantener más discusiones sobre el tema y se retiró.

Una fuente británica confirmó algunos de los detalles, diciendo que Fernández tenía un documento pero no estaba claro si intentaba entregárselo a Cameron. La delegación argentina tenía una pequeña cámara de video encima, dijo la fuente británica, y podría haber intentado grabar el intercambio.

Aún más difícil de explicar fueron los comentarios de Cameron que parecieron sugerir que el presidente ruso, Vladimir Putin, había cambiado su posición sobre Siria y podría abandonar al presidente Bashar al-Assad, quien está tratando de contener una rebelión por la fuerza.

Esto pareció ser rebatido casi inmediatamente tanto por Putin como por el presidente estadounidense, Barack Obama, mientras el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que los comentarios de Cameron no se “correspondían con la realidad”.

Poco sorprendentemente, Downing Street restó importancia a los comentarios sobre los “errores” y sugirió que los dichos de Cameron sobre las demandas occidentales para que Assad renuncie en una transición de poder habían sido malinterpretados.

“Volviendo a lo que el primer ministro realmente dijo: ‘Por supuesto hay diferencias conocidas sobre la secuencia y la forma exacta de cómo la transición se da. Es bienvenido que el presidente Putin haya sido explícito en que no está encerrado en que Assad permanezca en el poder en Siria’”, dijo su portavoz.

“Eso es lo que el primer ministro dijo y no tengo ninguna razón para creer que no sea (... la posición de Putin)”, agregó. (Reporte adicional de Mohammed Abbas, Editado en español por Lucila Sigal)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below