Alegría e ira por cambio en regla de inmigración en EEUU

viernes 15 de junio de 2012 16:30 CDT
 

Por Tim Gaynor

PHOENIX, 15 jun (Reuters) - Jóvenes indocumentados mexicanos que ingresaron a Estados Unidos cuando eran niños reaccionaron con alegría a un nuevo reglamento anunciado por el Gobierno del presidente Barack Obama el viernes, que podría evitar que sean deportados del país.

No obstante, los detractores de la medida la calificaron de ridícula y la consideraron una amnistía.

"(La medida) no ha sido asumida del todo, pero siento cierta alegría y felicidad debido a que esto realmente va a cambiar mi vida", dijo Justino Mora, de 22 años, un estudiante indocumentado de ciencias informáticas de la University of California en Los Angeles (UCLA).

Mora forma parte de un estimado de 800.000 inmigrantes ilegales de hasta 30 años que ingresaron a Estados Unidos cuando eran niños y que se beneficiarán por la inesperada orden anunciada por la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano.

"Tendré la oportunidad de (...) crear mi propio negocio, para poder ayudar (...) financieramente a mi familia y crear los empleos que Estados Unidos necesita", dijo Mora a Reuters.

El cambio en la normativa aplica a jóvenes indocumentados como Mora, que no implican un riesgo para la seguridad nacional y que ahora podrían obtener permiso para permanecer en el país y postularse para recibir visa de trabajo.

Mora ingresó a Estados Unidos a la edad de 11 años con su madre proveniente de México.

Para quedar protegido por la nueva medida de Obama, una persona debe haber llegado a Estados Unidos con menos de 16 años y residido en el país por cinco años seguidos. Además, debe estar estudiando, haberse graduado de la escuela secundaria o haber recibido la baja honorable del Ejército, y no tener condenas ni registro de delitos.   Continuación...