Irán siente golpe por sanciones ante caída de ingresos petróleo

lunes 11 de junio de 2012 07:42 CDT
 

Por Peg Mackey y Alex Lawler

LONDRES, 11 jun (Reuters) - Las finanzas estatales de Irán enfrentan una tensión sin precedentes y la resistencia de los ciudadanos está puesta a prueba por una escalada inflacionaria mientras se derrumban los ingresos petroleros del país como resultado del ajuste de las sanciones occidentales y de una caída de los precios del crudo.

Las estrictas medidas financieras que impusieron Washington y Bruselas han dificultado aún más los pagos y el transporte del crudo desde Irán. Su producción petrolera se ha hundido al mínimo en 20 años, recortando unos ingresos que son vitales para financiar el vasto aparato estatal.

Con una caída de más de un 25 por ciento, o unos 600.000 barriles por día, desde un nivel de 2,2 millones de bpd el año pasado, los embarques de crudo iraní bajarían aún más cuando entre en vigor el 1 de julio un embargo petrolero de la Unión Europea (UE).

Se estima que Teherán ya perdió más de 10.000 millones de dólares en ingresos petroleros este año.

Empeorando las cosas, los precios del crudo descendieron debajo de los 100 dólares por barril la semana pasada a un mínimo de 16 meses ante el deterioro del panorama económico de Europa, Estados Unidos y China.

"Esto es un acto de guerra económica. Las sanciones están teniendo un efecto grande en términos acumulados: Irán está quedándose afuera del sistema financiero global", dijo Mehdi Varzi, ex funcionario de la petrolera National Iranian Oil Co.

"Parece ciertamente que Irán es más proclive a las negociaciones ahora que hace un año. Occidente debería aprovechar esta situación temporaria para ofrecer concesiones más significativas, una hoja de ruta hacia donde terminará esto", dijo Varzi, que ahora tiene una consultora energética en Gran Bretaña, Varzi Energy.

Diplomáticos y analistas dicen que Irán podría ofrecer a la Agencia Internacional de Energía Atómica, el regulador nuclear de la ONU, una mayor cooperación como pieza de intercambio en sus negociaciones con las potencias globales, que se reanudaron en abril tras una pausa de 15 meses y continuarán el 18 y 19 de junio en Moscú.   Continuación...