SUMMIT-Copec Chile sólida frente crisis, mira rumbo China: jefe

lunes 4 de junio de 2012 08:41 CDT
 

SANTIAGO, 4 jun (Reuters) - Empresas Copec, el mayor grupo industrial de Chile, tiene las herramientas para enfrentar un deterioro de la salud económica internacional, pero está siguiendo con atención la desaceleración de la economía china, dijo el gerente general de la firma.

Durante el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina, Eduardo Navarro aseguró también que Empresas Copec seguirá avanzando en su expansión en Estados Unidos tras la adquisición de la planta de paneles Moncure.

"Estamos presentes en sectores donde tenemos ventajas competitivas, entonces cuando las turbulencias vienen y los precios de las materias primas caen, los que tenemos ventajas de costos podemos resistir mucho mejor", dijo el ejecutivo.

"La verdad es que hemos dependido mucho como compañía y Chile de la salud de China, y hoy uno ve que efectivamente China está pasando por un ajuste. Las cifras indican una desaceleración, no sabemos si lenta, gradual o más brusca, y eso tiene implicancias", reconoció.

Pese a las turbulencias de los mercados externos, Navarro dijo además que la empresa mantiene su plan de inversión por 1.400 millones de dólares para este año.

Empresas Copec, a través de su filial Arauco, es una de las mayores productoras de celulosa a nivel mundial y además participa en negocios de distribución de combustible, generación eléctrica y pesca, entre otros.

En el primer trimestre, Copec registró una caída interanual del 48 por ciento en su utilidad, a 154 millones de dólares, debido a menores resultados en los sectores forestal, de combustibles y pesca.

En área forestal se registraron menores ingresos en el negocio de celulosa asociado a disminuciones en los precios promedio de venta. Sólo en Arauco, la utilidad cayó un 70,2 por ciento.

Sin embargo, Navarro afirmó que la diversificación de destinos de la empresa, con más de 80 mercados, le permitirá tener mejor resguardo para sus resultados. (Reporte de Felipe Iturrieta y Anthony Esposito. Editado por Antonio De la Jara)