1 de junio de 2012 / 21:44 / hace 5 años

A un mes elecciones México, se le mueve el piso a favorito Peña

* Peña Nieto evidencia declive en las encuestas

* Lo dañan casos de corrupción y movilizaciones

* Debe administrar los daños para poder ganar: analistas

Por Anahi Rama

MEXICO DF, 1 jun (Reuters) - Enrique Peña Nieto parecía dirigirse sin problemas al sillón presidencial de México hace dos meses, cuando iniciaron las campañas para las elecciones del 1 de julio, pero protestas estudiantiles y casos de corrupción en su partido lo han obligado a abandonar su zona de confort.

El candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que en el 2006 perdió por pocos votos la presidencia frente a Felipe Calderón, pasó del tercer a segundo lugar en las encuestas en los últimos días y en algunas aparece acortando sustancialmente la amplia distancia que Peña ostentaba hasta hace poco.

El 11 de mayo, Peña visitó la Universidad Iberoamericana en lo que parecía un evento más de campaña pero que terminó en protestas de los estudiantes y una reacción airada de dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que los acusaron de ser agitadores y no auténticos alumnos del centro.

Los estudiantes reaccionaron de inmediato con un video en el que mostraban su matrícula y a partir de allí se desató un sorprendente movimiento al que se unieron otras universidades y fue propagado a través de redes sociales como Twitter.

El movimiento reclama una cobertura electoral equitativa por parte de los medios de comunicación y en especial de la cadena Televisa, a la que acusan de favorecer a Peña Nieto.

Pero esto abrió paso a un sentimiento en contra del PRI, un partido al que muchos culpan todos los males del país tras haber gobernado durante 71 años seguidos hasta el 2000, a menudo entre acusaciones de corrupción y autoritarismo.

“Sin duda de alguna manera la imagen que se tenía de Peña ha ido cambiando”, dijo Fernando Rueda, de 25 años e integrante del movimiento “Yosoy132”, nombre que deriva del video de estudiantes de la Iberoamericana, grabado por 131 alumnos.

“La juventud está muy interesada en cómo eran las cosas antes, todos estos chavos (muchachos) recuerdan estas épocas de crisis, recuerdan los errores del PRI”, agregó.

CORRUPCION, PELIGRO PARA PEÑA

A las movilizaciones de los estudiantes se sumó hace dos semanas una marcha de unas 45,000 personas en la Ciudad de México contra el PRI -bastión del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de López Obrador- y los casos de ex funcionarios priístas perseguidos por la justicia de Estados Unidos por supuesto lavado de dinero.

La justicia estadounidense incautó bienes al ex gobernador priísta del norteño estado de Tamaulipas, Tomás Yarrington, que habría comprado con supuestos sobornos del narcotráfico. Días después, la fiscalía mexicana congeló sus cuentas bancarias.

Por otro lado, sigue aún sin resolverse el caso de Humberto Moreira, ex gobernador del estado de Coahuila y presidente del PRI hasta diciembre, acusado de haber endeudado ilegalmente a la entidad durante su administración y cuyo ex tesorero también está siendo investigado en Estados Unidos por lavado de dinero.

“Peña me generó decepción. Yo tenía una (buena) imagen de él cuando era gobernador, pero no conocía todo lo que se sabe ahora, como sus lazos con gente corrupta”, dijo el viernes Víctor Manuel Díaz, un vendedor de verduras en un mercado de la capital, quien hasta hace poco estaba decidido a votar por Peña.

La última encuesta del periódico Reforma, publicada el jueves, mostró al candidato de 45 años con 38 por ciento de intención de voto, una caída de cuatro puntos porcentuales respecto al mes previo, mientras que López Obrador subió a 34 por ciento desde el 27 por ciento del sondeo previo.

Algunos observadores consideraron estos resultados exagerados, dado que otros estudios colocan a Peña con una distancia de entre diez y hasta 18 puntos.

Sin tomar en cuenta el sondeo de Reforma, analistas ven poco posible que Peña pueda perder la presidencia si sabe administrar su caída en las encuestas.

“Peña Nieto se enfrenta a un dilema, porque no puede deslindarse de toda la historia política de su partido (...)Tiene que administrar las críticas para en estas semanas que quedan”, dijo Khemvirg Puente, politólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La semana pasada, el candidato dejó de lado su semblante amable y se mostró severo ante el consejo político del partido, integrado por gobernadores y legisladores, varios de ellos miembros de la vieja guardia del partido, para decirles que no tolerará la corrupción ni la impunidad.

“Es momento de superar los viejos paradigmas y plantearnos nuevas formas de hacer las cosas y asumir las tareas y nuestras responsabilidades para cumplirles a los mexicanos. Es hora de romper con el pasado”, dijo en un discurso.

Jorge Schiavon, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) opinó que será clave el llamado “voto útil”, o sea que las preferencias por quien marcha en tercer lugar, en este caso la oficialista Josefina Vázquez Mota, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), se pasen al candidato que va segundo.

“Puede haber un salto muy importante los últimos días por el voto útil, que votaría en contra del PRI”, explicó. (Reporte adicional de Mica Rosenberg)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below