24 de mayo de 2012 / 17:28 / hace 5 años

ACTUALIZA1-EEUU ve número huracanes "cercano a normal" Atlántico

(Agrega posible formación de El Niño al final de temporada, detalles y citas)

MIAMI, EEUU, 24 mayo (Reuters) - La temporada de huracanes del Atlántico 2012 será "cercana a lo normal" con entre nueve a 15 tormentas tropicales, de las cuales entre cuatro y ocho podrían ganar fuerza de ciclones, pronosticó el jueves la agencia de meteorología del Gobierno de Estados Unidos.

Entre una y tres tormentas se intensificarán hasta transformarse en "grandes" huracanes de categoría 3 o más bajo la escala de cinco niveles de Saffir-Simpson, dijo en su pronóstico nacional la Administración Atmosférica y Oceánica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Los grandes huracanes tienen vientos sostenidos de 178 kilómetros por hora o más y pueden causar daños devastadores.

La temporada de huracanes en el Océano Atlántico, el Mar Caribe y el Golfo de México transcurre oficialmente entre el 1 de junio y el 30 de noviembre, pero este año tuvo un inicio prematuro con la formación de la tormenta tropical Alberto en la costa de Carolina del sur el fin de semana pasado.

El sistema finalmente se alejó y se desvaneció sin amenazar el continente.

Los meteorólogos dijeron que las tormentas previas a la temporada no son inusuales y no hay necesariamente una conexión entre un comienzo temprano y una temporada activa.

Los pronósticos estacionales no pueden predecir las probabilidades de que una tormenta afecte a un área en particular, pero son una herramienta de manejo de riesgo útil para las aseguradoras, los operadores de materias primas y los intereses del sector energético.

En las últimas dos décadas, la temporada promedio del Atlántico generó 12 tormentas con nombres con seis huracanes, incluyendo tres grandes.

NOAA dijo que la región seguía en el medio de un período activo de huracanes de varias décadas, pero dos factores podrían mantener el número en un nivel casi normal este año.

Los huracanes se forman en aguas cálidas, pero las temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico son más frías este año. También hay una fuerte cizalladura del viento en la región donde nacen la mayoría de las tormentas, lo que tiende a entrecortar su formación.

"Otro factor potencialmente influyente podría ser El Niño si se desarrolla hacia fines del verano o principios del otoño (boreal)", indicó un funcionario de la agencia.

"En ese caso, las condiciones podrían ser menos conducentes para la formación e intensificación de huracanes durante los meses de mayor actividad (agosto-octubre) de la temporada (...)", dijo Gerry Bell, jefe de pronósticos de huracanes del Centro de Predicción Climática de la NOAA.

El fenómeno El Niño, un período de calentamiento del Pacífico tropical, genera patrones de viento que tienden a debilitar a los huracanes del Atlántico y tiene efectos amplios sobre el clima mundial.

A menudo provoca fuertes lluvias sobre las islas del Pacífico y la costa oeste de Sudamérica y está asociado con sequías en Australia, Indonesia, Filipinas, Africa e India. (Reporte de Jane Sutton. Editado en español por Marion Giraldo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below