Peso argentino marginal se derrumba por demanda privada dólares

viernes 11 de mayo de 2012 11:17 CDT
 

BUENOS AIRES, 11 mayo (Reuters) - El peso argentino profundizaba el viernes sus pérdidas en el mercado marginal, por una lenta pero persistente demanda privada de dólares, en momentos en que los controles oficiales buscan desalentar tales transacciones ante una tenaz fuga de capitales.

Operadores agregaron que la reciente presencia física de inspectores fiscales en las casas de cambio redujo el volumen comercializado en el mercado "blue" o informal, y coincidieron en que también fueron restringidos los permisos para que empresas y particulares accedieran al sistema formal.

La brecha entre ambos mercados está creciendo, al ritmo de la incertidumbre de los inversionistas que buscan refugio en el dólar ante un Gobierno que pretende reforzar las reservas del Banco Central y sus números fiscales.

El peso informal cedía un fuerte 0,58 por ciento a 5,11/5,13 por cada dólar a las 1545 GMT, mientras que la moneda doméstica mayorista permanecía estable en su mínimo histórico de 4,4375/4,44 unidades.

La brecha entre ambos pesos subió al 13,5 por ciento, cuando sesiones atrás estaba por debajo del 10 por ciento. Este diferencial alienta a que algunos ahorristas busquen comprar dólares en el mercado oficial y traten de venderlos en el marginal.

Estos diferenciales y la presión interventora del Gobierno para mantener la debilidad del peso hacen que algunos exportadores no liquiden sus dólares, lo que se suma a una caída en los precios internacionales de las materias primas, como los cereales.

"El ingreso de dólares no ha sido el que el Gobierno esperaba (...). Con una cosecha mas bien baja, entraron menos dólares", dijo Fausto Spotorno, economista del estudio Orlando Ferreres y Asociados.

"No solo vemos que crece la brecha (cambiaria entre ambos mercados) sino que aumenta mucho más (la debilidad del peso marginal)", agregó en declaraciones a un canal de televisión.

Una de las críticas más escuchadas en el mercado es que la agencia fiscal varía sin aviso los parámetros para autorizar las compras de dólares.   Continuación...