Hallan notas sobre calendario lunar maya en Guatemala

jueves 10 de mayo de 2012 16:46 CDT
 

Por Deborah Zabarenko

WASHINGTON, 10 mayo (Reuters) - En una pared de una pequeña estructura sepultada bajo la selva en Guatemala arqueólogos descubrieron anotaciones de un escriba sobre el calendario maya lunar, que dicen podrían ser los primeros registros de un cronista oficial de esta antigua civilización.

Estas anotaciones están relacionadas con el mismo calendario maya que erróneamente se cree predice el fin del mundo el o alrededor del 22 de diciembre del 2012. Los investigadores que ayudaron a descubrir y descifrar las inscripciones en la pared dijeron que el calendario maya prevé una vasta progresión de tiempo, y que la fecha de diciembre del 2012 es el comienzo de un nuevo ciclo calendario llamado baktun.

"El calendario maya va a seguir por millones, trillones de años en el futuro, un enorme número que nuestra mente no puede asimilar", dijo William Saturno, de la Universidad de Boston y autor de un artículo sobre el hallazgo en la publicación Science.

Las débilmente visibles inscripciones numéricas en la pared en Guatemala miden el tiempo en aproximadamente incrementos de seis meses, basadas en seis ciclos lunares, con pequeñas y estilizadas figuras de dioses mayas que indican cuál era la deidad de una parte específica del tiempo, dijeron el jueves los investigadores en una sesión informativa online.

"Parece bastante claro que lo que tenemos aquí es un calendario lunar", dijo David Stuart, de la Universidad de Texas en Austin, otro autor del artículo de Science.

El hallazgo también será publicado en la edición de junio de la revista National Geographic, que financió parte de la investigación.

Los números en la pared posiblemente fueron escritos por un escriba o por un sacerdote, quien era una importante figura en la corte maya donde los monarcas se interesaban en la astronomía y buscaban armonizar rituales sagrados con eventos celestes.

La pared fue usada como un científico moderno utilizaría una pizarra, para escribir fórmulas consultadas con frecuencia en vez de tener que fijarse en un libro, dijo Stuart.   Continuación...