ENFOQUE-Islandia, ejemplo de la crisis, se recupera

martes 1 de mayo de 2012 08:56 CDT
 

Por Mia Shanley

GRINDAVIK, Islandia, 1 mayo (Reuters) - En esta pequeña localidad islandesa, los marineros han duplicado los ingresos que recibían antes de la crisis, las ventas de bacalao a lugares como Boston o Bruselas experimentan un auge y el desempleo es casi nulo, señales de la sorprendentemente rápida recuperación de la isla tras el colapso bancario.

Mientras que parte de Europa enfrenta una recesión, la economía de esta isla volcánica en el medio del Atlántico está creciendo a un ritmo que ha sorprendido a muchos, gracias a una caída de la moneda -que llevó a la corona a perder casi la mitad de su valor contra el euro-, un auge de las exportaciones y el turismo, y también una mayor confianza del consumidor.

"Este es probablemente uno de nuestros mejores años", dijo el pescador Arnthor Einarsson al preparar su bote para la próxima faena mientras las gaviotas volaban alrededor de enormes pilas de redes de pesca en la rocosa península, a una hora al sur de la capital Reikiavik.

Apenas pocos años antes, un auge del sector bancario, donde los activos crecieron 10 veces el Producto Interno Bruto (PIB) del país, llevó a que buena parte de los 320.000 islandeses dejaran las industrias tradicionales para probar suerte en el mundo de las finanzas.

Los pescadores invirtieron en la banca y los marineros especularon con los bienes raíces.

Las emociones de esos días han pasado. Las camionetas Land Rover de alto consumo de gasolina han sido reemplazadas por modelos Volkswagen más eficientes en el uso del combustible, una señal de un comportamiento más moderado de los consumidores, en una economía en crecimiento que se basa en una constante expansión de las exportaciones en vez de la especulación.

Las heridas que generaron masivas protestas callejeras contra la elite financiera se están cicatrizando lentamente. Incluso el entonces primer ministro fue juzgado por una corte especial, cerrando un capítulo de aquellos días.

Ciertamente, aún queda un largo camino por transitar, pero muchos ven a Islandia como una lección, particularmente para países europeos como Grecia y España, con sus economías atrapadas en la recesión y sin la opción de devaluar para impulsar su competitividad internacional.   Continuación...