Ciudad de México tuvo suerte, mostró fortaleza con sismo:alcalde

miércoles 21 de marzo de 2012 11:40 CST
 

MEXICO D.F, 21 mar (Reuters) - La Ciudad de México, una de las más pobladas del mundo, tuvo suerte y demostró estar bien preparada con el sismo de magnitud 7.4 que provocó pánico el martes pero que no dejó víctimas ni daños mayores, dijo el alcalde Marcelo Ebrard.

Este es uno de los mayores sismos sufridos por la urbe, de 21 millones de habitantes, desde 1985, cuando murieron unas 10,000 personas en un temblor de magnitud 8.1, un gran número de edificios se desplomaron y la ciudad se sumió en el caos por semanas.

"Es una combinación entre el tipo de sismo, aunque su intensidad fue alta, y una mejor construcción en la ciudad (...)Porque los sismos, aunque la intensidad puede variar, tienen diferentes efectos", dijo Ebrard a la cadena Televisa.

El temblor del martes fue horizontal, lo que provoca un movimiento oscilatorio, mientras que el de 1985 fue oscilatorio y trepidatorio, con movimientos de un lado a otro y de abajo hacia arriba, lo que usualmente causa un daño mucho mayor, según servicios sismológicos.

Un día después del sismo, la capital mexicana no registraba víctimas y no tenía más daño que lamentar que dos personas heridas, un par de puentes peatonales dañados, un tramo de una línea del metro con rieles torcidos y dos acueductos con daños que mantenían a unas 300,000 personas sin agua.

Ebrard dijo que una de las principales razones por las que la ciudad salió airosa del temblor es que las normas de construcciones se volvieron mucho más estrictas desde 1985, además de que hay una cultura arraigada en la población que está acostumbrada a seguir determinados procedimientos cuando siente un temblor.

"Creo que tuvimos suerte, pero por otro lado las construcciones en la ciudad son mejores a las que teníamos antes", señaló.

No se registraron víctimas incluso cerca del epicentro del sismo, ubicado a 136 kilómetros al suroeste de Huajuapan de León, en el estado de Oaxaca para el Servicio Sismológico de Estados Unidos, y cerca de Ometepec, Guerrero, para el Servicio Sismológico Nacional de México.

En ambos estados varias personas resultaron heridas y cientos de viviendas resultaron dañadas. (Reporte de Anahí Rama, Editado por Patricia Avila)