EEUU absorbe envíos de cobre ante débil demanda europea

viernes 10 de agosto de 2012 10:02 CDT
 

LONDRES, 10 ago (Reuters) - Una débil demanda de cobre en Europa y China llevó a algunos productores sudamericanos a derivar envíos a Estados Unidos, donde hay más apetito por el metal y las tarifas de flete son favorables, dijeron operadores y fuentes de la industria.

El consumo de cobre de Europa se está contrayendo y el mercado al contado ha estado poco activo en las últimas semanas mientras los países del viejo continente luchan con niveles elevados de endeudamiento, el alza del desempleo y un bajo crecimiento o una recesión.

En China, el principal consumidor mundial de cobre, que representa un 40 por ciento del consumo, el crecimiento económico es débil y el ritmo de aumento de la demanda de cobre bajaría a 3,6 por ciento este año, dijo el Grupo Internacional de Estudios del Cobre (GIEC) en abril.

"Los productores en Sudamérica (...) tienen que enviar su material a otras partes, y no a Europa obviamente ya que la demanda aquí, especialmente para ventas al contado, es virtualmente inexistente", dijo una fuente de un consumidor europeo.

"La demanda de Estados Unidos es levemente mejor. Y si el material se dirige allí, también podría ser para ser almacenado", dijo la fuente.

El giro del material fuera de Europa llega en momentos en que las existencias en depósitos regionales ya son bajas y causó preocupaciones de que el mercado europeo podría ver una escasez de suministros y las primas para cargamentos del metal podrían trepar sin mejoras en la demanda.

"Por ahora el mercado está muerto, pero uno debe tener mucho cuidado. La escasez de cobre no es una buena idea, especialmente en Europa, porque si uno empieza a ver una mayor demanda en China, se verá más material que va para ese país y la situación podría volverse muy estrecha en otros lugares", dijo un operador europeo.

La demanda de cobre en Estados Unidos subiría 3,9 por ciento este año, dijo el GIEC.

(Reporte adicional de Melanie Burton en Singapur y Chris Kelly en Nueva York)

REUTERS MFF GB