Diplomáticos UE discuten sobre seguro a embarques de crudo Irán

viernes 16 de marzo de 2012 06:51 CST
 

Por Sebastian Moffett y Osamu Tsukimori

BRUSELAS/TOKIO, 16 mar (Reuters) - Los diplomáticos de la Unión Europea (UE) debaten si deberían eximir a algunas aseguradoras de una prohibición de los tratos relacionados con embarques de crudo iraní, después de que los importadores de petróleo de Asia pidieran excepciones para garantizarse las entregas del recurso natural, dijeron el viernes fuentes gubernamentales y sectoriales.

Los diplomáticos de la UE están divididos sobre la cuestión, antes de un encuentro de los ministros de Relaciones Exteriores previsto para el 23 de marzo, dijo un diplomático europeo. "De momento no hay acuerdo sobre esto", sostuvo.

Las discusiones muestran las dificultades para alcanzar consenso sobre cómo aislar a Irán por su programa nuclear, que según las potencias occidentales, pretende lograr capacidad para construir bombas atómicas.

Teherán niega las acusaciones de Occidente, diciendo que su programa nuclear apunta a fines pacíficos, como la generación de energía.

La UE acordó un embargo petrolero el 20 de enero para impedir que sus miembros importen crudo iraní a partir de julio.

El embargo también especificaba una prohibición para que las aseguradoras y reaseguradoras no aseguren a barcos que transporten crudo y combustibles de Irán.

Las aseguradoras europeas cubren la mayor parte de la flota de tanqueros de crudo a nivel mundial, y la prohibición podría impedir que los mayores compradores del crudo iraní en Asia lo sigan importando.

"Argumentamos que esta regulación se aplica en forma demasiado amplia y que también afecta a compañías fuera de Europa", dijo una fuente del gobierno surcoreano familiarizada con el tema.

"Podríamos dejar de recibir crudo iraní el 1 de julio si no se llega a una solución", dijo la fuente, que pidió no ser identificada por no estar autorizada para hablar con los medios. (reporte adicional de Leika Kihara en Tokio, Chen Aizhu en Pekín, Cho Mee-young en Seúl y Barbara Lewis en Bruselas)