Demanda china de cobre aumentaría en septiembre: sector

jueves 12 de abril de 2012 06:35 CDT
 

Por Polly Yam

HONG KONG, 12 abr (Reuters) - La demanda de cobre refinado de China podría repuntar para septiembre mientras se consumen las existencias, actualmente muy elevadas, y Pekín toma medidas para revertir el enfriamiento de la economía, dijeron el jueves analistas y fuentes de plantas que fabrican productos de cobre.

China es el principal consumidor mundial de cobre pero la demanda se mantuvo apagada desde enero ya que la desaceleración de la economía global limita las exportaciones del país, al tiempo que Pekín continúa su iniciativa para controlar el auge del sector inmobiliario, un importante consumidor de cobre.

Las preocupaciones sobre la aletargada demanda de China contribuyeron a un retroceso en los precios de la Bolsa de Metales de Londres a un mínimo en tres meses de 8.025 dólares la tonelada el martes. Desde entonces, repuntaron un poco para negociarse a 8.123,25 dólares el jueves.

"Recibimos menos pedidos en abril que hace un año. Estamos operando con alrededor del 80 por ciento de nuestra capacidad actualmente", dijo un gerente de una importante fabricante de tubos de cobre, usados en equipos de aire acondicionado. "Los pedidos en mayo no deberían ser más altos que (en) abril".

El gerente dijo que la firma había esperado una mayor cantidad de pedidos en el período de marzo a mayo, y que ahora estaba revendiendo sus excedentes de cobre refinado.

Un gerente de compras de una fabricante de componentes electrónicos y un gerente de comercialización de una fabricante de planchas de cobre en la provincia industrial de Zhejiang también dijeron que en abril los pedidos domésticos de sus firmas cayeron con respecto al año anterior.

Yang Changhua, un analista de la firma de investigaciones Antaike, que cuenta con respaldo del Estado, prevé que la demanda de cobre refinado se incremente en agosto o septiembre.

Yang sostiene que Pekín reforzará las medidas para alentar a la economía en el segundo trimestre, lo que a su vez favorecería la demanda de metales industriales.

"Los fabricantes de productos de cobre comenzarían a comprar más cobre refinado para impulsar su producción si sus ventas aumentan", dijo.

Muchas fábricas que elaboran productos de cobre semiterminados, como tubos y varas, y electrodomésticos como equipos de aire acondicionado y refrigeradores, mantienen altos inventarios de sus bienes en el presente, por lo que han reducido la actividad. (Editado por Gabriel Burin)