Siria envía nafta a Venezuela tras embarque de diésel

jueves 24 de mayo de 2012 07:41 CDT
 

LONDRES, 24 mayo (Reuters) - Un buque cisterna venezolano está regresando a Venezuela desde Siria con un cargamento de nafta, mostraron registros navieros el jueves, tras llevar un muy necesitado embarque de diésel a principios de la semana al tiempo que las sanciones occidentales, que causan desabastecimiento, dañan la economía siria.

El buque cargó un embarque de nafta de destilación directa, un producto de la refinación del petróleo que se puede usar para producir gasolina, del puerto sirio de Banias. Datos de seguimiento satelital muestran que la embarcación llegaría el 12 de junio a Amuay en Venezuela.

El Negra Hipólita es la tercer embarcación en entregar diésel a Siria desde Venezuela, mientras un cuarto envío está en preparación, dijo el miércoles la agencia de noticias estatal de Siria.

Venezuela despertó la ira de Washington el año pasado al enviar combustible a Irán, que también está bajo sanciones occidentales sobre el suministro de combustibles.

La UE tomó medidas para impedir que las firmas entreguen diésel a Siria ya que puede ser usado como suministro para vehículos pesados, que incluyen tanques del ejército.

Miles de personas han muerto en Siria durante una revuelta que se lleva a cabo desde hace un año contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad, un conflicto en el que los militares hicieron un uso prominente de vehículos pesados.

A pesar de su escasez crónica de diésel, hace mucho que Siria tiene la capacidad de refinación apropiada como para ser un país exportador de nafta.

Las sanciones más severas impuestas por la UE a fines de marzo hicieron más difícil que las firmas entreguen diésel a Siria sin violar la ley, y desde entonces las importaciones de diésel casi se interrumpieron por completo.

La escasez de combustible en Siria es tan severa que los agricultores están recurriendo al uso de caballos y mulas, lo que está llevando a fuertes incrementos en los precios de los cultivos y está afectando a la población en todo el país, según la organización no gubernamental Avaaz. (Reporte de Jessica Donati)