31 de mayo de 2011 / 20:38 / hace 6 años

PREGUNTAS Y RESPUESTAS-¿Adónde se dirigen elecciones en el FMI?

WASHINGTON, mayo 31 (Reuters) - El junta del Fondo Monetario Internacional (FMI) decidirá para fines de junio quién será el nuevo líder de la institución financiera global.

El FMI ha tenido 10 directores gerentes desde 1946, todos ellos europeos. Cuatro provenían de Francia, dos de Suecia y uno de España, Alemania, Bélgica y Holanda.

Los últimos tres directores gerentes: Horst Koehler de Alemania, Rodrigo Rato de España y Dominique Strauss-Kahn, quien renunció el 18 de mayo, han abandonado el cargo de forma sorpresiva.

Los países de mercados emergentes argumentan que su creciente influencia en la economía global, con China e India siendo las naciones de crecimiento más acelerado, debería abrirles la puerta al cargo máximo del FMI.

Aunque las participaciones de voto en el FMI fueron actualizadas en el 2008 y nuevamente en el 2010 para reflejar el aumento de los mercados emergentes, la distribución de poder sigue fuertemente inclinada a favor de Estados Unidos y Europa, que juntos controlan la mayoría de los votos.

Hasta el minuto, la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, y el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, han sido nominados en la carrera para suceder a Strauss-Kahn.

A continuación, algunas preguntas y respuestas sobre el proceso de sucesión.

¿QUIEN DECIDE?

La junta de 24 miembros del FMI, que representa a los 187 países participantes del organismo, es responsable de seleccionar -o despedir- al director gerente del fondo.

El panel, liderado por el egipcio Shakour Shaalan, acordó un proceso de selección el 20 de mayo e indicó que debía realizarse de una forma abierta y en base a méritos.

La diferencia más importante respecto a los anteriores procesos de selección es que cualquier país miembro del FMI puede presentar candidatos. Anteriormente sólo los directores de la junta del FMI podían proponer nombres, usualmente a las órdenes de sus capitales.

El proceso de nominación se inició el 23 de mayo y termina el 10 de junio, tras lo cual la junta reducirá los candidatos a tres. El proceso de nominación ha sido reducido esta vez a tres semanas, menos de las siete semanas que tuvo Strauss-Kahn en el 2007 para su elección.

La junta acordó terminar el actual proceso de selección para el 30 de junio.

¿COMO SE HACE LA SELECCION?

La junta entrevistará a los candidatos preseleccionados y verá si hay consenso entre los países miembro sobre quién debería ser el próximo jefe del FMI. Si eso fracasa, el panel tomará su decisión en base a la mayoría de los votos emitidos.

Bajo un poder de votación del 2008 y 2010, Estados Unidos y Europa poseen más del 50 por ciento de los votos necesarios para mantener a un europeo en el cargo. Junto a sus aliados Canadá y Japón, tienen cerca del 60 por ciento.

Juntos, India, China, Rusia y Brasil tienen menos del 12 por ciento de la votación, según funcionarios de la junta.

Cada uno de los 24 miembros de la junta puede realizar un voto, incluso si el miembro representa a un conglomerado de países de otras regiones. Los países individuales no pueden emitir votos.

Por ejemplo, Suiza podría votar con Europa pese a que tiene derecho a voz en el panel representando a un conglomerado de países que incluye a Polonia, Uzbekistán, Turkmenistán, Serbia, Tayikistán, Kirguistán y Azerbaiyán.

Además, España se encuentra en un grupo liderado por México e incluye a Nicaragua, Venezuela, El Salvador, Guatemala, Honduras y Costa Rica. En esos casos, el grupo de países tendrá que decidir a qué candidato apoya.

¿QUE ES LA "CONVENCION DE CABALLEROS" QUE MANTIENE A EUROPA EN EL PODER DEL FMI?

Un entendimiento que data desde la Segunda Guerra Mundial entre Estados Unidos y Europa ha asegurado que la cabecera del FMI sea europea, y la presidencia de su institución hermana, el Banco Mundial, se mantenga en manos de Estados Unidos.

El Banco Mundial actualmente es dirigido por Robert Zoellick, cuyo mandato de cinco años termina a mediados del 2012.

Las economías emergentes están desafiando de forma cada vez más agresiva el status quo, calificándolo como "una convención no escrita obsoleta" que mina la legitimidad del fondo.

El segundo al mando del FMI siempre es un estadounidense. El actual segundo al mando, John Lipsky, ha dicho que renunciará cuando acabe su mandato en agosto. Aunque Estados Unidos no ha querido nombrar a un sucesor, fuentes indican que el Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, considera al asesor de la Casa Blanca David Lipston para el puesto.

¿QUE TAN SERIO ES EL DESAFIO DE LOS EMERGENTES?

Las advertencias de los mercados emergentes para que Europa y Estados Unidos no realicen un acuerdo tras bambalinas sobre la nueva jefatura del FMI son serias, pero es improbable que cambien el resultado.

La voz de los países de mercados emergentes en la batalla por el liderazgo ha sido largamente silenciada por las divisiones internas entre líneas geográficas, culturales e históricas.

Pero esta vez, una declaración conjunta de directores del FMI de China, India, Rusia, Brasil y Sudáfrica ha mostrado un frente más unido.

En realidad, los mercados emergentes en desarrollo no pueden hacer mucho para forzar un cambio, ya que la distribución de votos en el FMI favorece a Estados Unidos y Europa.

Europa siempre ha nombrado un candidato colectivo, que posteriormente es investigado por Estados Unidos. Ahora, Europa se unió alrededor de la ministra de Economía francesa Christine Lagarde.

Estados Unidos, que es el mayor accionista del FMI, ha objetado la elección de Europa en una sola ocasión, cuando en el 2000 Europa presentó inicialmente al funcionario financiero alemán Caio Koch-Weser.

Las oposición de Washington obligó a Alemania a retirar a Koch-Weser y presentar a Koehler, quien estuvo en el cargo hasta el 2004.

¿QUIEN ES EL POSIBLE GANADOR?

Aunque el proceso de nominación termina el 10 de julio, probablemente Lagarde se convertirá en la próxima directora gerente del FMI. Sería la primera mujer en ser electa para el cargo.

Mientras algunos en la junta del FMI se oponen fuertemente a otra figura política liderando al fondo, el poder de voto de Europa y el esperado apoyo de Estados Unidos y otros aliados occidentales será suficiente para entregarle el puesto a Lagarde.

Reporte de Lesley Wroughton, Editado en español por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below