20 de octubre de 2011 / 17:48 / en 6 años

ANALISIS-Turbulencia mundial reivindicaría a brasileño Tombini

* Desaceleración en casa y en el exterior podría justificar recortes de tasa

* Inflación aún es desafío clave para jefe del Banco Central Tombini

Por Alonso Soto

BRASILIA, oct 20 (Reuters) - ¿Un moderado contra la inflación o un visionario de política monetaria?

El presidente del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini, ha impulsado una ola de reducciones de la tasa de interés que el mercado recibió con escepticismo inicialmente, pero que ahora parecen juiciosas -quizás incluso proféticas- mientras las preocupaciones sobre la deuda europea arrastran al crecimiento global.

El tecnócrata estuvo en el ojo público en su primer año como jefe del Banco Central luego de una controvertida reducción de la tasa de interés de 50 puntos básicos en agosto que impactó al mercado y planteó dudas sobre sus credenciales para combatir la inflación.

Los economistas calificaron inicialmente a ese recorte como prematuro y negativo para una inflación por sobre la meta, en un país que aún tiene las cicatrices de luchas contra la hiperinflación.

En respuesta a eso, castigaron a Tombini elevando las expectativas sobre los precios que desafían la previsión del Banco Central de que la inflación volvería al rango del centro de meta del 4,5 por ciento el próximo año.

Pero ahora, con la crisis de deuda europea amenazando a la economía global y la inflación de Brasil mostrando señales de desaceleración, muchos de esos críticos se están alineando con Tombini.

"El recorte de agosto aún es una decisión controvertida (...) pero creo que hay razones decentes para creer que se probará que Tombini estuvo en lo correcto en su decisión de recortar la tasa en forma preventiva, será reivindicado", dijo Neil Shearing, economista de mercados emergentes de Capital Economics, en Londres. <^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ Gráfico de tasa de interés de Brasil (en inglés): link.reuters.com/pyv54s ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

Frente a una aguda desaceleración económica en casa y en el exterior, el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central optó por unanimidad por reducir la tasa Selic en otros 50 puntos básicos el miércoles, a un 11,50 por ciento.

INFLACION SE DESACELERA

Datos oficiales divulgados el jueves por la mañana después de la reducción de la tasa parecieron confirmar lo que Tombini ha estado diciendo los últimos dos meses, que la inflación llegó a su mayor nivel en septiembre y que se desacelerará paulatinamente hasta fin de año.

Los precios al consumidor se desaceleraron a un 0,42 por ciento en el mes hasta mediados de octubre, desde un avance del 0,53 por ciento del mes previo, dijo el jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Como resultado, la inflación se enfrió a un 7,12 por ciento, aún bastante por sobre el techo del rango de meta de un 6,5 por ciento, pero menos que un 7,33 por ciento hace un mes.

Nadie en el mercado predijo el recorte de la tasa de agosto, que tuvo lugar en momentos en que a muchos aún les preocupaba que la economía de Brasil se sobrecalentara.

Entonces, la economía se contrajo un 0,53 por ciento en agosto, lo que llevó a algunos economistas a reducir sus previsiones de crecimiento para el 2011 hasta un avance del 3 por ciento.

Otros indicadores recientes también apuntan a una economía que se enfría más rápidamente a lo que muchos esperaban, lo que sugiere que Tombini y su equipo podrían haberse adelantado a la curva, un ejemplo que está siendo vigilado de cerca en otras economías emergentes.

"Brasil ya ha sido el abanderado para el mundo emergente al ser el primero en moverse", sostuvo Shearing.

Indonesia inesperadamente redujo su tasa de interés la semana pasada, mientras que se espera que otros países de mercados emergentes como México y Chile, conocidos por su ortodoxia, reduzcan sus tasas tan temprano como este año para contrarrestar la desaceleración global.

Después del recorte de la tasa en agosto, algunos especularon que Tombini, de 47 años, había cedido a la presión política de la presidenta Dilma Rousseff, quien ha dicho que le gustaría ver costos del crédito más en línea con los de sus pares globales.

Brasil tiene la tasa de interés más alta entre las grandes economías del mundo.

Aunque el Banco Central de Brasil carece de independencia formal, goza de autonomía operacional para establecer la política monetaria libre de interferencias políticas.

Tombini podría compartir la visión de Rousseff de que la tasa debe ser recortada en Brasil, pero no hay evidencias de que el banco haya sido sujeto a presión.

A diferencia de su predecesor, Henrique Meirelles, Tombini es un funcionario público de carrera de bajo perfil quien es visto más como un jugador en equipo en sus negociaciones con el Gobierno.

También es respetado por el mercado por su rol en ayudar a establecer el régimen de fijación de metas inflacionarias del Banco Central en 1999.

Editado en español por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below