Precios bonos EEUU caen, pero marcan mejor mes desde fines 2008

miércoles 31 de agosto de 2011 16:19 CDT
 

Por Chris Reese

NUEVA YORK, ago 31 (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro cayeron el miércoles luego de que datos económicos aliviaron los temores de que Estados Unidos se encamina hacia una otra recesión, con tomas de utilidades en deuda a largo plazo tras las fuertes ganancias en precios este mes.

Datos más débiles pero esperanzadores en los sectores laboral y manufacturero redujeron las expectativas de que la economía estadounidense esté al borde de la recesión, aunque algunos operadores siguen esperando más ayuda de la Reserva Federal.

"Los datos económicos que obtuvimos hoy (miércoles) fueron mixtos, y si se tiene una economía debilitándose no se espera obtener datos mixtos", dijo David Coard, jefe de ventas de renta fija y operaciones en Williams Capital Group en Nueva York, apuntando que un rebote en las acciones sacó dinero del mercado de deuda.

Los bonos se encaminan a su mejor mes desde fines del 2008, en medio de la crisis de crédito global, cuando los inversionistas se abalanzaron sobre la deuda gubernamental para proteger su dinero.

La reciente demanda de activos seguros presionó a los rendimientos referenciales de los papeles de deuda hasta llevarlos a sus niveles más bajos en al menos 60 años hace dos semanas, pese a que Standard & Poor's rebajó la calificación crediticia de Estados Unidos.

Los precios de la nota referencial a 10 años US10YT=RR bajaron el miércoles 17/32 para un rendimiento de 2,24 por ciento, con respecto al 2,18 por ciento del cierre del martes.

El rendimiento del papel a 10 años registró un piso intradiario de un 1,976 por ciento dos semanas atrás, según Tradeweb. Aquella fue la menor rentabilidad vista en los registros oficiales de la Fed y del Tesoro, pese a que las estadísticas privadas muestran tasas inferiores al 2 por ciento por momentos durante la Segunda Guerra Mundial y la Gran Depresión.

La reciente demanda de bonos del Tesoro fue impulsada por las apuestas de que la Fed pueda lanzar pronto una nueva ronda de estímulo monetario para ayudar a la debilitada economía, arrastrada por un alicaído mercado inmobiliario y el alto desempleo.   Continuación...