TEXTO-Banco central de México mantiene tasa interés en 4.5 pct

viernes 26 de agosto de 2011 09:12 CDT
 

Anuncio de Política Monetaria del 26 de agosto

La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido mantener en 4.5 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día.

Durante las últimas semanas, el entorno externo se deterioró de manera significativa. La información más reciente acerca de la actividad económica en Estados Unidos muestra que su crecimiento ha sido débil durante prácticamente todo 2011 y que se mantienen los problemas estructurales de desempleo, sobreendeudamiento de los hogares y del mercado de vivienda.

Lo anterior llevó a que las expectativas de crecimiento para 2011 y 2012 se revisaran sustancialmente a la baja. Esta perspectiva se ve reforzada por el inminente retiro del estímulo fiscal, más aún después de la reducción en la calificación a su deuda soberana por una agencia calificadora y de las dificultades para lograr un aumento en el techo de endeudamiento. Ante este escenario, la Reserva Federal anunció que mantendrá condiciones de gran lasitud monetaria cuando menos hasta mediados de 2013.

Por otro lado, la crisis de deuda soberana en Europa se recrudeció, ante las dificultades de refinanciamiento que han enfrentado Italia y España, que se suman a los problemas de Grecia, Portugal e Irlanda. Ante esta circunstancia, los Jefes de Estado de la zona del euro anunciaron, entre otras medidas, el otorgamiento de mayores facultades al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, estas medidas han sido recibidas con escepticismo en los mercados. Ante esta situación el Banco Central Europeo inició la compra de deuda soberana de Italia y España e interrumpió el retiro del estímulo monetario. Estas dificultades se han visto reflejadas en una desaceleración de la actividad económica en Europa y en un deterioro de los pronósticos de crecimiento.

La perspectiva de menor crecimiento en los países avanzados ha facilitado que la reducción de los precios de las materias primas continúe, por lo que se espera que la inflación en dichas economías comience a disminuir.

En las economías emergentes se ha moderado el vigoroso ritmo de crecimiento. No obstante, en algunos casos persisten condiciones de sobrecalentamiento, ante lo cual algunos bancos centrales han retirado parte del fuerte estímulo monetario que habían introducido. Sin embargo, en otros países dicho proceso se ha pospuesto. Así, el balance de riesgos para el crecimiento mundial continuó deteriorándose, mientras que el de inflación mostró una ligera mejoría.

En México, la actividad productiva sigue con una tendencia positiva pero su ritmo de crecimiento ha perdido cierto dinamismo. Algunos componentes del gasto interno se han desacelerado moderadamente, si bien las exportaciones permanecen vigorosas. Las perspectivas de crecimiento se han revisado a la baja, en buena medida en respuesta a la desaceleración de la economía de Estados Unidos.   Continuación...