ANALISIS-Rebaja a nota EEUU, daño menor que posible default

martes 26 de julio de 2011 15:34 CDT
 

Por Pedro Nicolaci da Costa

WASHINGTON, jul 26 (Reuters) - El daño que la disputa política por el límite de la deuda puede causarle a la reputación de Estados Unidos en los mercados financieros globales se limita a dos cada vez más factibles pero distintos escenarios: rebaja de la calificación o incumplimiento del pago de deuda.

El primero, aunque doloroso, podría hacer que los mercados financieros sientan el impacto sin mayores consecuencias, aunque dejaría al país bajo la sombra de la incertidumbre financiera que amenazaría a una ya frágil recuperación económica.

Un simple recorte en la calificación reflejaría el juicio de las agencias privadas y los inversionistas podrían restarle importancia dada la falta de alternativas viables en el gigantesco mercado de 9 billones de dólares de la deuda del Gobierno estadounidense. Este es el escenario benigno.

Una declarada moratoria en el pago de la deuda sería mucho más impredecible -y potencialmente causaría un cataclismo.

Una situación histórica como el fracaso en pagar los bonos del Tesoro, considerados un último refugio seguro, estremecería a los mercados financieros y a la economía global, asestando un duro golpe de largo plazo a la posición global de Estados Unidos.

"Un default en la deuda sencillamente sería una catástrofe, será 10 veces el caso Lehman Brothers", dijo Joseph Gagnon, un ex economista de la Reserva Federal que trabaja ahora para el Peterson Institute for International Economics. "Los mercados financieros se paralizarían. Ya nadie sabría lo que es seguro".

El Departamento del Tesoro ha advertido que quedará sin dinero para pagar las cuentas de la nación el 2 de agosto, a menos que los legisladores encuentren la manera de salir del atascamiento para elevar el límite de endeudamiento de 14,3 billones de dólares antes de esa fecha.

Otra posibilidad es que el Gobierno evite una moratoria de pago suspendiendo los pagos a los trabajadores públicos y a quienes reciben beneficios, buscando ganar más tiempo para que el Congreso eleve el límite legal de endeudamiento.   Continuación...