DATOS-Medidas adoptadas por América Latina para frenar monedas

martes 26 de julio de 2011 12:42 CDT
 

MEXICO DF, jul 26 (Reuters) - Latinoamérica adoptó medidas
vigorosas para contener una apreciación de sus monedas que
amenaza la competitividad de sus exportaciones y tendrá que
seguir sacando otras del sombrero mientras no se moderen las
inversiones financieras de corto plazo.
    Una eventual reducción en la calificación de deuda de Estados
Unidos restaría atractivo al dólar y alimentaría nuevas apuestas
de capitales extranjeros sobre las monedas latinoamericanas, como
las que han marcado a la región en los últimos años.
    Esa posibilidad llevaría a los bancos centrales
latinoamericanos a redoblar los esfuerzos para aliviar el efecto
de un dólar débil sobre el tipo de cambio, que hasta el momento
incluyó desde tradicionales compras de dólares hasta regulaciones
al ingreso de capitales.
    Las siguientes son algunas de las medidas tomadas
recientemente por bancos centrales y Gobiernos de la región:
    * BRASIL
    El real se ha convertido en una de las monedas más
sobrevaloradas del mundo, a pesar de las compras diarias de
billetes estadounidenses que hace el Banco Central en el mercado
y las infructuosas medidas lanzadas por la autoridad monetaria
para contener su avance.
    El ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijo el lunes que el
país estaba listo para tomar cualquier medida necesaria para
combatir la apreciación del real BRBY, que cerró la jornada en
su nivel máximo en 12 años.
    La autoridad monetaria implementó a principios de año medidas
para incentivar a que los bancos tengan posiciones totales cortas
en divisas menores a 3.000 millones de dólares o al valor de su
propio capital de referencia.
    Con el encaje sobre las reservas no remuneradas del 60 por
ciento en caso de que las posiciones cortas superen los 3.000
millones de dólares, el Banco Central busca encarecer las
apuestas que hacen las entidades por el real.
    El Gobierno ya había triplicado el año pasado un impuesto que
les cobra a los extranjeros cuando compran bonos locales, para
tratar de desalentar inversiones foráneas de corto plazo que
podían producir volatilidad.
    El Banco Central también ha realizado subastas de swaps
cambiarios reversos, un derivado que tiene el mismo efecto que
comprar dólares en el mercado de futuros.
    Y además, el Gobierno estudia subir impuestos a los futuros
de las monedas y otros derivados, dijo una fuente del equipo
económico brasileño a Reuters hace dos semanas.
    * CHILE
    El Banco Central reveló a principios de año un programa de
compras de divisas récord por 12.000 millones de dólares, en
busca de moderar la apreciación del peso, que llegó a máximos de
tres años empujado en parte por los dólares que llegan gracias a
los altos precios del cobre, su mayor exportación.
    Aunque ha evitado imponer controles de capital como Brasil,
Chile implementó un alza gradual del límite de inversión en el
extranjero que tienen los fondos de pensiones de un 60 a un 80
por ciento de la cartera y también redujo la burocracia para
acelerar la salida de exportaciones del país.
    * PERU
    El sol peruano PEN=PE se encuentra en sus niveles más
fuertes en tres años y el Banco Central ha comprado cientos de
millones de dólares en los últimos meses para contener su
apreciación.
    Este mes, el Congreso aprobó una medida para aumentar el
monto que los fondos de pensiones privados pueden invertir en el
exterior del 30 al 50 por ciento de sus carteras para aliviar la
presión en la moneda local.
    Durante el 2010, la autoridad rectora del sistema financiero
había intervenido en el mercado cambiario comprando divisas por
un monto cercano a los 9.000 millones de dólares.
    * COLOMBIA
    El peso colombiano ha tocado este año máximos en tres años,
apuntalado por las compras externas de deuda del Gobierno y por
una mejora en la calificación crediticia de Colombia a grado de
inversión.
    Si se miran las cifras desde el 2007, el peso COP= ha
subido cerca del 30 por ciento contra el dólar, pese a la
ofensiva de las autoridades para frenar su vigor.
    Colombia decidió en octubre del año pasado pagar en el
exterior dividendos por 1.400 millones de dólares de la estatal
Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).
    En total, incluyendo el pago de dividendos, el Gobierno dejó
de traer al país 1.500 millones de dólares para evitar presiones
al peso.
    El Gobierno también eliminó la exención impositiva para los
intereses de los préstamos en el exterior.