Asia mira a "amiga" Lagarde para que cumpla compromisos FMI

miércoles 29 de junio de 2011 03:52 CDT
 

SINGAPUR, jun 29 (Reuters) - Las economías de rápido crecimiento de Asia fijaron sus objetivos el miércoles en asegurar nombramientos claves en el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo su recién designada jefa, Christine Lagarde, con la esperanza de que cumpla la promesa de entregar más poder a los mercados emergentes.

Lagarde dijo todas las cosas correctas en su reciente gira de campaña por Asia. Ella reconoció que países como China e India merecen un mayor poder de votación en el FMI acorde con su creciente influencia económica, y la posibilidad de alcanzar los puestos más importantes del prestamista internacional.

"Lagarde es una amiga de India", dijo un funcionario indio de alto rango. "Por ahora no podemos alcanzar el puesto de director gerente del FMI, pero al menos India puede obtener nombramientos de alto nivel en el FMI durante su período en el cargo y trabajaremos hacia ello", agregó.

Lagarde asumirá su cargo por un período de cinco años el 5 de julio, y se verá automáticamente inmersa en los esfuerzos por evitar una moratoria en Grecia que podría desencadenar una crisis internacional.

En un alto nivel de su lista de cosas por hacer dentro del FMI estará el nombramiento de un liderazgo que refleje adecuadamente la influencia económica global, y avanzar un proceso ya acordado de redistribución de los derechos de votación del FMI para dar más influencia a los mercados emergentes.

Lagarde recibió el apoyo de muchas economías importantes de Asia aún cuando ella perpetua un patrón que ellas critican, en el que los europeos monopolizan el principal cargo del FMI.

Ningún candidato asiático surgió para desafiar a Lagarde o al mexicano Agustín Carstens.

"Lagarde ha sido más exitosa en la construcción de consensos para acercar las relaciones entre los países avanzados y los mercados emergentes", dijo a Reuters el vice gobernador del banco central de Indonesia, Hartadi A. Sarwono.

Ella necesitará todas esas habilidades para las decisiones personales complejas. Estados Unidos ya está considerando proponer a un funcionario del Departamento del Tesoro para el segundo puesto en la cadena de mando del FMI, que tradicionalmente ha sido ocupado por un estadounidense.

Romper esa tradición podría ayudar a convencer a los países asiáticos de que Lagarde habla en serio respecto a reformar al FMI, aunque no hay indicios de que haya hecho promesas de entregar el cargo a una persona de Asia.

(Reporte de Aditya Suharmoko en Yakarta, Abhijit Neogy en Nueva Delhi, Kevin Lim en Singapur y James Grubel en Canberra; Escrito por Emily Kaiser. Editado en español por Carlos Aliaga)