Yen cae tras intervención de G-7, operadores ven nivel de 80/dlr

viernes 18 de marzo de 2011 16:21 CST
 

Por Wanfeng Zhou

NUEVA YORK, mar 18 (Reuters) - El Grupo de los Siete países más ricos del mundo lanzó el viernes su primera intervención coordinada en los mercados desde el 2000 y prometió hacer más si es necesario para contener la fortaleza del yen, una medida que podría decepcionar a los inversores que apuestan por una baja sostenida de la moneda japonesa.

La Reserva Federal y el Banco de Canadá dijeron que habían vendido yenes el viernes, sumándose a iniciativas previas de las autoridades europeas y del Banco de Japón para contener el yen y calmar a los mercados tras el devastador terremoto y tsunami y la posterior crisis nuclear en Japón.

El dólar subió casi un 4 por ciento a 82,00 yenes en la plataforma electrónica EBS JPY=EBS en transacciones de Europa, pero fondos de cobertura y otras cuentas especulativas sometieron a prueba la decisión oficial mediante la compras en liquidaciones de yenes. El dólar posteriormente se negoció a 80,58 yenes pero aún con un alza del 2,4 por ciento en el día.

"Todavía pensamos que habrá presiones de apreciación sobre el yen", dijo David Mann, jefe de investigación para Estados Unidos con Standard Chartered en Nueva York. "Yo esperaría una fuerte defensa en los 80 (yenes). No podemos descartar pruebas por debajo de ese nivel y luego ver de nuevo otra fuerte intervención".

El mercado de Tokio estimó que el Banco de Japón vendió unos 2 billones de yenes (25.000 millones de dólares) durante el día. Nomura Securities estimó que el Banco Central Europeo intervino en los mercados con unos 5.000 millones de euros (7.100 millones de dólares).

Se cree que el Banco de Canadá utilizó cerca de 100 a 150 millones de dólares canadienses (101,5 a 152,3 millones de dólares), según BMO Capital Markets.

C.J. Gavsie, director de venta de divisas con BMO Capital Markets en Toronto, dijo que desde que comenzaron las operaciones en los mercados de América del Norte, el dólar ha cedido parte de sus ganancias contra el yen.

"Hemos visto avanzar presiones para compras de yenes y ventas de dólares, que es exactamente lo opuesto al objetivo de este esfuerzo concertado", agregó.   Continuación...