Bolsa de Brasil cae, presionada por baja de OGX

jueves 15 de agosto de 2013 10:36 CDT
 

SAO PAULO, 15 ago (Reuters) - Tras seis sesiones seguidas al alza, el principal índice de acciones de Brasil caía el jueves, mientras los inversores evaluaban los resultados corporativos locales y datos de la economía estadounidense, que reavivaron el temor a una reducción de los estímulos monetarios de la Reserva Federal.

A las 1528 GMT, el Bovespa perdía un 0,63 por ciento a 50.577 puntos.

Las acciones de la firma OGX caían un 4,41 por ciento a 0,65 reales, siendo el mayor lastre para el Bovespa.

La petrolera, parte del grupo EBX del empresario Eike Batista, informó pérdidas de 4.700 millones de reales en el segundo trimestre, 12 veces más que los 398,7 millones de reales perdidos un año antes.

Los papeles eran afectados también por la noticia de que OGX fue excluida del índice MSCI Latam, de Morgan Stanley.

Sin embargo, las acciones de LLX, también parte de EBX, trepaban un 11,92 por ciento a 1,69 reales tras el anuncio de que su control se entregará al grupo estadounidense de inversión EIG Global Energy Partners, en un acuerdo por 1.300 millones de reales (562 millones de dólares).

Los títulos de CPFL, Eletrobras, Cyrela y JBS también bajaban, tras informar de sus resultados del período entre abril y junio.

Los papeles de Petrobras ganaban un 3,54 por ciento a 17,55 reales, suavizando el declive del Bovespa, por las expectativas de que el Gobierno atenderá la petición de la petrolera estatal de reajustar los precios de los combustible.

La baja del Bovespa estaba en línea con el movimiento de las bolsas estadounidenses. El número de estadounidenses que pidió subsidio por desempleo en la última semana cayó a un mínimo en casi seis años, mientras que los precios al consumidor subieron ampliamente en julio, lo que hace temer que la Fed reduzca su programa de compra de bonos.

En Brasil repercutía la noticia de que la economía nacional se desaceleró en el segundo trimestre, según el índice IBC-Br del Banco Central. El resultado fue mal recibido, ya que existe la expectativa de que el tercer trimestre tendrá un desempeño inferior al visto entre abril y junio.

La moneda brasileña, el real, se debilitaba un 0,70 por ciento a 2,3416 unidades por dólar. (Por Priscila Jordão)