Bolsa de Brasil vuelve a caer con fuerza por aversión global al riesgo

lunes 24 de junio de 2013 16:27 CDT
 

Por Danielle Assalve

SAO PAULO, 24 Jun (Reuters) - El principal índice bursátil de Brasil, el Bovespa, volvió a derrumbarse este lunes ante un movimiento global de fuga hacia activos considerados más seguros, en medio de preocupaciones sobre el riesgo político de Brasil.

El Bovespa, aunque redujo las pérdidas durante la tarde, acompañando a Wall Street, cerró con una baja de 2,32 por ciento a 45.965 puntos. En su mínimo, el índice registró una caída de 3,5 por ciento. El volumen de operaciones de la jornada fue de 9.100 millones de reales.

"Es un movimiento de aversión total, estamos viendo una fuga de capitales de Brasil, todo el mundo procurando ir a un lugar más seguro", dijo el analista de inversiones João Luiz Piccioni, de Petra Asset en Sao Paulo.

Los inversores seguían preocupados por la perspectiva de menor estímulo monetario en Estados Unidos este año, lo que provocó una migración de fondos de los mercados emergentes hacia activos considerados más seguros.

Un sondeo de Societe Generale publicado el lunes apuntó a un "colapso" en el sentimiento de los inversores respecto a los mercados emergentes.

La preocupación por la posible reducción en la liquidez del sistema financiero chino y su impacto en el ritmo de actividad en el país también pesó sobre las acciones, especialmente de la minera Vale, que tiene su principal mercado en China y cuyas acciones se hundieron casi un 6 ciento.

El escenario local no ayudó al ambiente de negocios, en medio de la percepción del riesgo político en el país, después que manifestaciones contra el precio del transporte público y la corrupción han estremecido Brasil en las últimas semanas.

La firma energética Copel del estado de Paraná invirtió su tendencia en la tarde y logró cerrar en positivo tras caer un 6,1 por ciento en el mínimo intradiario. Aneel, el regulador del sector eléctrico, respondió a la petición de la empresa y suspendió el aumento de tarifas que entraría en vigor el lunes.

Mientras, el real subió contra el dólar por segunda sesión consecutiva, lo que no ocurría desde inicios de mayo.

El real ganó un 0,75 por ciento a 2,2276 unidades por dólar, que se acumula al avance de un 0,60 por ciento del viernes. (Reporte de Danielle Assalve; Traducido por Nadia López, editado por Manuel Farías)