Yen toca máximo desde inicios de abril ante descenso de acciones japonesas

jueves 13 de junio de 2013 10:21 CDT
 

Por Julie Haviv

NUEVA YORK, 13 jun (Reuters) - El yen subía ante el dólar el jueves a su mayor nivel desde inicios de abril, cuando el Banco de Japón anunció un agresivo plan de estímulo monetario, mientras que un fuerte retroceso en las acciones japonesas alentaba un retiro de las apuestas contra la moneda nipona.

El dólar recortó pérdidas frente al yen más temprano en Nueva York, luego de que datos en Estados Unidos mostraron que el crecimiento económico se mantuvo intacto, con un alza mayor a la esperada en las ventas minoristas en mayo y un descenso en las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo la semana pasada.

El anuncio del Banco de Japón el 4 de abril de que compraría 1,4 billones de dólares en bonos generó un negocio en un solo sentido para comprar acciones japonesas y vender yenes.

Pero esta semana, el Banco de Japón se abstuvo de anunciar nuevos estímulos para la economía, alimentando el nerviosismo sobre si los bancos centrales continuarán con las políticas de estímulo de las que los mercados mundiales de acciones han llegado a depender.

El fuerte descenso del índice Nikkei de la Bolsa de Tokio y dudas sobre la inyección de estímulo de la Reserva Federal de Estados Unidos y la recuperación de Japón llevaron a los inversores extranjeros a despojarse de las coberturas tomadas para beneficiarse del alza de las acciones y evitar ser impactados por la debilidad del yen.

El yen llegó a subir hasta 93,78 unidades contra el dólar, el mayor nivel desde el 4 de abril luego de que el índice de acciones japonés Nikkei cerrara con baja de 6,4 por ciento. El dólar cotizaba más tarde en 94,64 yenes, una baja del 1,4 por ciento en la sesión.

El índice del dólar perdió el 0,1 por ciento contra una cesta de monedas y más tarde operaba en 80,886, no muy lejos de un mínimo de casi cuatro meses de 80,50 más temprano en la jornada.

En tanto, las pérdidas del euro contra el dólar se aceleraban en Nueva York en momentos en que los inversores seguían asimilando los datos en Estados Unidos.

El euro llegó a caer hasta los 1,3277 dólares y más tarde cotizaba en 1,3286 dólares, una baja de 0,4 por ciento en la sesión y fuertemente por debajo de máximos de casi cuatro meses de 1,3390 dólares vistos más temprano. (Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)