Precios de bonos EEUU suben por débiles datos económicos, baja inflación

jueves 16 de mayo de 2013 16:19 CDT
 

Por Ellen Freilich

NUEVA YORK, 16 mayo (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron el jueves después de que datos sobre el sector inmobiliario, laboral, la inflación y las manufacturas plantearon dudas sobre la fortaleza de la economía del país, elevando las posibilidades de que la Reserva Federal mantenga su política monetaria ultra expansiva.

El Gobierno dijo que el número de estadounidenses que presentó nuevos pedidos de beneficios por desempleo la semana pasada subió en 32.000 a una cifra desestacionalizada de 360.000. Se trata del mayor ascenso desde noviembre.

En tanto, la actividad fabril en la zona norte de la Costa Este de Estados Unidos se contrajo en mayo, dijo la Fed de Filadelfia. Las nuevas órdenes cayeron a su menor nivel en casi un año.

El rendimiento de los bonos referenciales del Tesoro estadounidense a 10 años ha subido en cerca de 30 puntos base en las primeras dos semanas de mayo, beneficiándose a partir de datos previos del mercado laboral levemente mejores a lo esperado revelados a inicios de este mes.

La deuda estadounidense a 10 años avanzó 19/32 en precio el jueves y ofreció un rendimiento de 1,87 por ciento, por debajo del 1,94 por ciento al cierre del miércoles.

Los títulos del Gobierno estadounidense a 30 años operaron con un alza de 1-8/32 y sus retornos bajaron a 3,09 por ciento, en comparación al 3,16 por ciento visto al final de la sesión previa.

Poco antes de que el presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, dijera que el banco central podría "declarar la victoria en el frente inmobiliario" y debería buscar suspender las compras de activos "por completo durante el año", el Gobierno reportó que los inicios de construcciones en Estados Unidos cayeron 16,5 por ciento en abril.

La Fed está comprando 85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas cada mes, en un esfuerzo por impulsar el crecimiento económico y alentar el empleo.

Pero la inflación nuevamente quedó fuera de la meta de 2 por ciento de la Fed. El índice de precios al consumidor cayó 0,4 por ciento en abril. Una lectura débil sobre la inflación subyacente, que no considera ítemes volátiles como la energía y los alimentos, dejó la cifra en 1,7 por ciento en la medición interanual, frente al 1,9 por ciento en marzo. (Reporte adicional de Luciana Lopez y Richard Leong. Traducido al español por Marion Giraldo. Editado por Manuel Farías)