Tasas bonos México caen por apetito al riesgo, ayuda subasta España

martes 17 de abril de 2012 16:29 CDT
 

MEXICO DF, 17 abr (Reuters) - Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo registraron fuertes bajas el martes, animadas por el resultado de una subasta de deuda española y datos en Alemania que avivaron el apetito global por activos de riesgo.

El rendimiento a 10 años, con vencimiento del 9 de junio del 2022, cayó 0.13 puntos frente a su cierre del lunes, a un 6.10 por ciento, desligado de sus pares del Tesoro estadounidense, que son vistos como un refugio seguro y con los que la curva local mantiene una estrecha correlación.

Por su parte, la tasa a 20 años, con fecha de vencimiento el 29 de mayo del 2031, cerró en 7.07 por ciento, 0.06 puntos por debajo de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

Los instrumentos lograron registrar fuertes bajas derivadas del freno en el apetito por la seguridad de la deuda del Tesoro estadounidense tras las alzas de Wall Street y una demanda mejor a la esperada en una subasta de deuda española a corto plazo.

Contagiado de este optimismo, el peso mexicano se apreció más de 1 por ciento frente al dólar, lo que animó la entrada de dinero a los bonos, cuyos rendimientos se mueven a la inversa que sus precios, por lo que una mayor demanda de papel hace que las tasas bajen.

"Esperamos que la variable clave para las tasas sigan siendo los bonos del Tesoro (estadounidense) y el desempeño del tipo de cambio", dijo una mesa de operación.

Además, el mercado mexicano aún espera información que le permita anticipar un recorte en la tasa de referencia local.

"Siguiendo a países como India que bajó sus tasas en 50 puntos base el martes, aunque podría limitarse esa previsión ante la expectativa de una subasta sindicada a 30 años, la cual suele presionar las tasas", indicó MetAnálisis.

Si bien el mercado ya barajaba algunas probabilidades de recorte de tasas en la próxima reunión de Banco de México, un reporte publicado la semana pasada por Banamex planteó una postura más agresiva, apostando por una baja de 50 puntos base.

Cabe destacar que la especulación sobre un recorte de tasas, aunada a la reciente debilidad en el riesgo, han perjudicado a la moneda local, por lo que analistas coinciden en que el mercado sigue inseguro, mucho más inclinado a ser comprador de dólares. (Reporte de Lorena Segura)