Precios bonos EEUU recuperan terreno por temores sobre Grecia

lunes 13 de febrero de 2012 11:06 CST
 

Por Ellen Freilich

NUEVA YORK, 13 feb (Reuters) - Los precios de los bonos estadounidenses subían el lunes al renovarse la búsqueda de seguridad en la deuda pública, al crecer el temor de que Grecia no pueda llevar a cabo las medidas de austeridad recién aprobadas y ponga en peligro un potencial segundo rescate diseñado para evitar una moratoria desordenada.

La incertidumbre causaba que las acciones borraran buena parte de sus alzas previas, lo que alivió otra fuente de presión inicial sobre los bonos.

"Preocupaciones sobre si el nuevo Gobierno griego, tras las elecciones en abril, realmente seguirá con las medidas de austeridad reviven la búsqueda de seguridad, llevando a que los precios de los bonos borren las pérdidas anteriores y suban", dijo Ian Lyngen, estratega de bonos de gobierno en CRT Capital Group.

Más temprano en la sesión, cuando parecía que Grecia tenía más posibilidades de asegurar un segundo rescate financiero, se frenó la demanda por bonos estadounidenses.

El Parlamento de Grecia aprobó las severas medidas de austeridad demandadas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional como una condición para obtener un segundo rescate financiero y evitar un desordenado default.

Las notas referenciales a 10 años bajaron un cuarto de punto en las primeras operaciones, pero luego borraron esas pérdidas y subían 5/32, con sus rendimientos cayendo a un 1,96 por ciento frente al 1,98 por ciento del viernes.

La deuda a 30 años, que perdió 8/32 puntos en precio más temprano, luego avanzaba 14/32, con sus rendimiento cayendo a un 3,12 por ciento desde el 3,14 por ciento del cierre del viernes.

El domingo, el Parlamento griego aprobó drásticos recortes en salarios, pensiones y empleos para que el país pueda recibir un rescate por 130.000 millones de euros (172.000 millones de dólares) de parte de la UE y el FMI. La UE dijo a Grecia que tiene aún más que hacer para asegurar los fondos.

Críticos dicen que las medidas de austeridad demandadas a Grecia por sus prestamistas, incluyendo un recorte del 22 por ciento a los salarios mínimos y la eliminación de 150.000 empleos en el sector público para el 2015, enviarán a la economía del país a una espiral aún más profunda.