Peso colombiano retrocede tras acción Bco. Central, bolsa cae

lunes 6 de febrero de 2012 16:59 CST
 

BOGOTA, 6 feb (Reuters) - El peso colombiano bajó el lunes un 0,14 por ciento, dando un respiro a su tendencia alcista de las últimas jornadas, presionado por el panorama internacional después de que el Banco Central reanudó su programa de compra de dólares para suavizar la apreciación en la moneda.

El peso finalizó la sesión negociándose a 1.786,85 unidades, desde el cierre del viernes a 1.784,25 pesos por dólar.

El Banco Central colombiano anunció el viernes la reanudación de la compra de al menos 20 millones de dólares al día durante tres meses para aumentar las reservas internacionales, una medida que el mercado interpretó como un esfuerzo para controlar el alza de la moneda.

Adicionalmente, la entidad también finalizó el lunes el mecanismo de intervención cambiaria de opciones de volatilidad que se activaba cuando el promedio móvil de la Tasa Representativa del Mercado de los últimos 20 días presentara una desviación de un 4 por ciento.

"Es el mecanismo que han encontrado como el más exitoso (la compra de dólares). El República (Banco Central) es casi imposible que revierta la tendencia de la tasa de cambio, por no decir imposible, lo que si puede hacer es disminuir, aminorar la volatilidad", dijo Camilo Pérez, jefe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá.

El experto aseguró que mientras la crisis de deuda de Europa persista y las tasas de interés en los países desarrollados continúen en cero, la moneda colombiana mantendrá la tendencia al alza.

Otro operador consultado dijo que el comportamiento bajista del peso durante la jornada obedeció más al panorama internacional, principalmente la incertidumbre sobre las negociaciones entre Grecia y sus acreedores, que a la decisión del Banco Central.

Los exportadores colombianos de flores y banano, los más afectados por la revaluación del peso, pidieron la semana pasada al Gobierno y al Banco Central medidas para frenar la situación y advirtieron que se ponían en riesgo miles de empleos.

Los exportadores reciben dólares por sus ventas al exterior pero pagan sus costos en pesos, incluidos los laborales que aumentaron por encima de la inflación del 2011, que alcanzó un 3,73 por ciento.   Continuación...