ACTUALIZA 1-Peso mexicano gana tras comentarios de Carstens sobre posible nueva alza de tasa

viernes 18 de noviembre de 2016 10:00 CST
 

(Agrega cita y detalles, actualiza nivel)

CIUDAD DE MÉXICO, 18 nov (Reuters) - El peso mexicano se apreciaba el viernes después de que el jefe del banco central dijo que no descartaba una nueva alza de la tasa de interés referencial en diciembre, luego de que la entidad decidió elevarla en la víspera en 50 puntos base.

La moneda local cotizaba en 20.382 por dólar, con una ganancia del 0.23 por ciento frente a los 20.430 pesos del precio de referencia de Reuters del jueves.

En sus operaciones internacionales durante la madrugada, el peso llegó a depreciarse casi un 1.6 por ciento por la decepción de algunos participantes del mercado que anticipaban un alza mayor al costo del dinero para contener presiones inflacionarias.

En una serie de entrevistas radiales el jueves, Agustín Carstens explicó que la magnitud del movimiento obedeció a la cautela de la Junta de Gobierno ante la incertidumbre sobre la políticas económicas que efectivamente podría emprender el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

"Lo que estamos tratando de hacer es alcanzar un balance, que no es fácil, entre no rezagarnos ante la realidad y por otro lado tampoco anticiparnos a noticias, especulaciones que podrían no ser acertadas y que por lo mismo le pongamos costos adicionales a la economía que no es necesario imponer", comentó.

Carstens dijo que la entidad podría subir nuevamente en diciembre la tasa clave, que actualmente se ubica en su nivel más alto desde mayo de 2009 después de cuatro incrementos de medio punto porcentual en lo que va del año. .

La semana pasada, el peso se hundió hasta un mínimo histórico de 21.395 unidades tras la inesperada victoria del magnate republicano, que ha amenazado con abandonar un importante tratado comercial en el que participan Estados Unidos, México y Canadá, y frenar el flujo de remesas al país.

Según el banco Barclays la moneda podría continuar presionada por el nerviosismo de los inversionistas y cerrar el año en 21.50 por dólar, apuntando a registrar su peor desempeño desde 2008, cuando se hundió un 25 por ciento. (Reporte de Miguel Angel Gutiérrez y Noé Torres)