Peso mexicano se hunde a mínimo por triunfo Trump, autoridades financieras darán mensaje miércoles

miércoles 9 de noviembre de 2016 02:29 CST
 

CIUDAD DE MÉXICO, 9 nov (Reuters) - El peso mexicano se derrumbó el martes a un nuevo mínimo nivel histórico ante el triunfo del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, obligando a las autoridades financieras de México a emitir un mensaje para el miércoles muy temprano.

La moneda mexicana, una de las divisas emergentes que ha sido más castigadas por la volatilidad internacional, llegó a perder más de un 13 por ciento -su peor desempeño desde la crisis de 1994- conforme salían los resultados de los comicios para tocar un récord de 20.77 por dólar.

Luego recortó sus pérdidas para cotizar alrededor de 20 unidades por dólar, después de que el banco central y la Secretaría de Hacienda anunciaron que ofrecerán un mensaje conjunto el miércoles antes de la apertura de los mercados en Palacio Nacional.

Trump amenazó durante la campaña con construir un enorme muro en la extensa frontera entre México y Estados Unidos, deshacer el estratégico Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) conformado por los dos países más Canadá y deportar a millones de ciudadanos ilegales.

Varios expertos consideraron que el banco central podría subir agresivamente y de inmediato la tasa clave de interés, la cual ya ha sido elevada tres veces este año hasta alcanzar 4.75 por ciento.

"Creemos que el Banco de México va a intervenir subiendo la tasa de referencia sobre todo para detener una inminente fuga de capitales que pueda darse porque la incertidumbre hace mucho daño", dijo Gabriela Siller, economista del banco Base en la norteña ciudad de Monterrey.

La firma local de analistas Signum Research estimó el aumento de la tasa en 100 puntos base "para combatir el carácter especulativo de la depreciación", mientras que el banco Banorte-Ixe dijo en una nota para sus clientes que el alza podría ser de 75 puntos base.

También mencionaron la posibilidad de un nuevo recorte al gasto público, medidas para proteger exportaciones ante la eventualidad de que se renegocie el TLCAN y la activación de una línea de crédito fexible que México tiene con el FMI para limitar la emisión de nueva deuda gubernamental en moneda extranjera.

La semana pasada el gobernador del banco central, Agustín Carstens, dijo que el Gobierno preparaba un plan de contingencia en caso de un "escenario adverso" tras los comicios presidenciales en Estados Unidos, pero sin dar detalles.   Continuación...