MERCADOS GLOBALES-Bolsas de Asia caen por resultados débiles, yen mantiene ganancias

viernes 22 de julio de 2016 02:04 CDT
 

Por Shinichi Saoshiro y Nichola Saminather

TOKIO/SINGAPUR, 22 jul (Reuters) - Las bolsas de Asia caían el viernes luego de que unos resultados débiles frenaron un repunte en Wall Street, y el yen mantenía las ganancias que anotó cuando el gobernador del Banco de Japón desestimó la necesidad de ofrecer un estímulo conocido como "lluvia de dinero".

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón cedía un 0,4 por ciento, pero el referencial se mantiene cerca del máximo en nueve meses que anotó el jueves.

En China, tanto el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen como el índice compuesto de Shanghái bajaban cerca de un 0,5 por ciento.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 1,1 por ciento, lastrado por el repunte de un 1 por ciento que anotó el yen el jueves. El referencial registró una ganancia semanal de un 0,8 por ciento.

En una entrevista con la radio de la BBC grabada a mediados de junio pero transmitida el jueves, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, descartó la idea de usar una estrategia conocida como "lluvia de dinero" para combatir la deflación.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, cotizaba en 96,948. Frente a la moneda japonesa, el dólar caía un 0,1 por ciento a 105,68 yenes. El euro se mantenía estable en 1,1020 dólares.

En una medida ampliamente esperada, el Banco Central Europeo se abstuvo de modificar su política monetaria el jueves. Pero aunque el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que se necesita más evidencia para evaluar el impacto del "Brexit", la entidad mantuvo la puerta abierta a más estímulos.

En los mercados de materias primas, el crudo Brent de Londres caía un 0,3 por ciento, a 46,07 dólares por barril, y los futuros del petróleo en Estados Unidos restaban un 0,6 por ciento, a 44,49 dólares por barril. El oro al contado se debilitaba un 0,4 por ciento, a 1.325,24 dólares la onza. (Reporte de Shinichi Saoshiro y Nichola Saminather. Editado en español por Carlos Aliaga)